Una heróica actuación de la Policía Nacional salva la vida a dos mujeres en un incendio en Torresoto

Dos agentes del CNP se jugaron la vida para rescatarlas. Otros dos policías locales saltaron al patio interior de la casa para intentar acceder por ahí.

Aspecto de la puerta de rejas forzada. FOTO: CRISTÓBAL ORTEGA

La calle Perchel es una estrecha calle clásica del entremado de Torresoto. Viviendas de una planta que comparten paredes entre cuestas y alguna que otra finca cerrada. En una de esas viven Pepa, mujer de 85 años y dependiente, y Yolanda, su cuidadora interina de origen sudamericano. Ambas fueron salvadas en la madrugada de este sábado en un incendio que pudo acabar en mayores de no ser por la heróica actuación de agentes de la Policía Nacional.

Un joven que volvía a su casa esa noche fue el que dio la voz de alarma pasadas las 3:30 de la madurgada. Notó la presencia de humo saliendo del número 8 de la calle Perchel. Poco antes, otro vecino se despertó escuchando unos jadeos, pero al asomarse a la ventana no conesguía oír nada. Eran los de Pepa, que se encontraba en el interior de la vivienda. Cuando el joven vio el humo, avisó a los vecinos y se llamó a Emergencias. Intentó en vano forzar la puerta de la vivienda, de rejas sobre cristal, junto al otro vecino que había oído los jadeos.En la tarde de este sábado aún quedaba sangre frente a la puerta del joven, que se cortaba con los cristales sin conseguir acceder al interior.

FOTO: CRISTÓBAL ORTEGA

Los primeros en llegar fueron dos agentes de la Policía Nacional que se encontraban cerca. Con el extintor del vehículo y elementos que daban los vecinos, como un martillo, siguieron tratando de forzar la puerta enrejada. Finalmente, doblaron lo suficiente dos barrotes para colarse en la vivienda. Junto a la puerta se halla la habitación en la que se encontraba Pepa. La enorme cantidad de humo que se generaba ya en ese momento, un humo negro y denso, impedía la visión y el trabajo de los agentes. Pertrechados con toallas mojadas en la cara prestadas por los vecinos, intentaban entrar una y otra vez, como quien se sumerge bajo el agua a pulmón. Una y otra vez hasta que por fin dieron con Pepa y la sacaron. Se encontraba tirada en la habitación, con la cara negra por el humo pero bien dentro de lo que se podría esperar, pues ha recibido el alta en la tarde de este sábado.

Los vecinos indicaban a los agentes que había otra mujer en el interior, Yolanda, la cuidadora, de 55 años. Se encontraba en una habitación al fondo. De primeras no lograban localizarla. Agentes de la Policía Local saltaron hacia un patio interior trasero a la entrada para acceder a la habitación en la que finalmente estaba la cuidadora, pero no lo conseguieron. Las dos víctimas, según indican testigos del vecindario, fueron rescatadas por la Policía Nacional, si bien el gesto de los agentes municipales también fue importante porque al saltar al patio interior de una vivienda incendidada pusieron igualmente sus vidas en peligro.

La cuidadora fue sacada de la vivienda inconsciente, aseguran los vecinos, mientras que las autoridades por el momento señalaban que estaba consciente. En cualquier caso, su estado era más grave que el de la anciana, puesto que la ambulancia que acudió al lugar se llevó primero a la mujer de 55 años. Ésta estuvo alrededor de un cuarto de hora más dentro de la vivienda que la mujer de 85. «Dejaron a Pepa tres cuartos de hora en el suelo hasta que volvió la ambulancia», indican vecinos.

Los dos agentes de la Policía Nacional fueron ingresdos por inhalación de humos pero fueron dados de alta pocos después, marchando a descansar y a esperar que se les pasaran los síntomas propios de inhalaciones de humos de menor calado. Las dos víctimas del incendio, cuyas causas aún se desonocen, también fueron tratadas por inhalación de humos. El estado de salud de la cuidadora es, por el momento, una incógnita. El fuego fue finalmente extinguido por los bomberos, que emplearon tres vehículos, Equipos de Respiración Autónoma (ERAs) y turboventilador. Por su parte, además de las primeras patrullas que actuaron de CNP y Policía Local, los agentes de ambos cuerpos se contaron por decenas poco después.

FOTO: CRISTÓBAL ORTEGA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*