«No puede haber gente viviendo con 300 y pico de euros de pensión»

Los pensionistas, que se manifiestan este lunes por las calles de Jerez, hablan. Lamentan la situación, reclaman subidas de sus pensiones, pero mandan también un mensaje a los jóvenes: «Hay que luchar por los derechos».

Este lunes, a las 18:30 horas, tiene lugar una manifestación convocada por la marea de pensionistas. Aún pendientes de aprobarse una revisión del IPC, el movimiento pretende continuar en la calle con la misma fuerza, pues ni se conoce bien cuál sería la aplicación de esta subida ni contempla una de las más importantes reivindicaciones, recuperar lo que se ha perdido durante los últimos años.

Pilar Ortiz (49 años) tiene incapacidad absoluta para trabajar desde los 40, por una enfermedad que tiene desde hace más de 20 años. Con la permanente podía trabajar. Se moviliza por todos, no en concreto por su situación. «No puede ser que haya gente viviendo con 300 y pico de euros».

Pilar Ortiz, en una foto de CRISTÓBAL ORTEGA.

Matilde Sacaluga (74 años). Trabajó en Correos. Cuenta que sale también por los jóvenes, por su futuro, y que ellos deberían salir también a reclamar derechos y empleo. El desempleo afectaba a su hija, con dos críos. «No hay derecho a que nos estén tirando del sistema».

Matilde Sacaluga. Foto: C. O.

José Marín (64 años). Ex empleado municipal. Tiene una pensión mediana, pero sale a la calle por solidaridad, para cambiar el sistema. «El problema está en que el trabajo es cada vez más precario», por lo que los trabajadores en activo cotizan menos, y son los pensionistas los que a menudo tiran de la familia.

José Marín. Foto: C. O.

María del Carmen García (71 años). «Lo que más me mueve es el ayudar a concienciar a que este sistema hay que cambiarlo. Teníamos unos derechos consolidados que se van perdiendo». Aunque acabó «bien» en Telefónica, donde trabajaba, tiene dos hijos a su cargo por diferentes situaciones.

María del Carmen García. Foto: C. O.

 


Una de las cosas que reclama Pilar es que se haga hincapié en las pensiones de viudedad. Hay que pensar, además, en que las personas, cuanto más mayores son, más suelen pagar por los medicamentos, a cuenta del copago. Están todos de acuerdo, además, en que es mucho más difícil cuando el paro impide a los hijos hacer sus vidas.

«Tienen que devolver lo que nos han quitado», explica José. «Es la reforma de Zapatero que terminó Rajoy la que nos lleva a esta situación». Para Marín, «el pacto de Toledo no sirve. Invitan a sindicatos, a partidos, pero no a la coordinadora estatal de los pensionistas», por lo que, entiende, «no cuentan con nosotros». Y eso que «la pensión es un derecho constitucional».

Pilar hace un llamamiento: que los diputados intenten vivir con esas pensiones que permiten.

Matilde considera que hay que ir a donde más le puede doler a los políticos, «a los votos. Tenemos que dejar de votar al PP porque nos están tomando el pelo», dice en referencia a que entre los mayores arrasan los populares. «Si adquieren un compromiso y no lo cumplen, a la calle». «Marea es el nombre perfecto para lo que somos, porque avanzamos diariamente, poco a poco, pero con mucha potencia».

María del Carmen toma como referencia a esta generación. «Aquí estamos los de los 70, a los que nos costó mucho la democracia. Y estábamos también en los 60, en el franquismo. No nos van a callar». Detrás de la pasividad que tienen por lo general jóvenes y mayores están «la televición, los medios. Hay mucha gente que critica desde el sofá y se cree todo lo que le cuentan. Y es el capital, la banca, la que sostiene a los medios. Lo peor es que cuentan verdades a medias, ésa es la mentira más miserable». Se refiere, por ejemplo, a artículos que aseguran que los pensionistas viven bien, o a tertulianos que prácticamente están frivolizando la protesta cada día. «Son mentiras miserables».

Y mientras, la gente, «pensando en Venezuela». Para Matilde, los jóvenes, a los que esta situación les afecta tanto de cara a su estabilidad en el futuro, tienen que salir a la calle a pelear. «El empresario sale a ganar su dinero, y se sabe lo que quiere, pero los trabajadores tienen que luchar contra el trabajo basura. Son las leyes, los derechos».

Y mientras, la situación es que la sociedad es cada vez más individualista. Recuerdan aquella noticia de que los mayores en Japón preferían robar en un supermercado para entrar en prisión y estar rodeados que seguir en absoluta soledad, encerrados. «El mundo, en esta situación, no se sotienen. Los jóvenes tienen que despertar, porque la historía hablará de lo que está ocurriendo en la humanidad».

Este lunes, son los mayores los que salen a la calle a protestar. En el trasfondo de esa protesta, muchísimo significado, el de un sector de la sociedad que ha dicho basta.

1 Comment

  1. […] La manifestación de la Marea de Pensionistas que tuvo lugar este lunes uno de octubre por las calles del centro de Jerez desembocó en un encierro en el edificio de los sindicatos. Tras congregar a un millar de personas, y en paralelo a los actos municipales por el Día del Mayor en el Club Nazaret, otros mayores decidieron que no aguantaban más y van a ir más lejos para reclamar pensiones dignas: La principal reivindicación, una pensión mínima de 1.080 euros. Las mismas que llevan años reclamando. […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*