‘Desde mi azotea’ – Jesús Palomo: «Lo natural es participar y sumar»

Hay etapas que me han marcado de forma muy positiva en mi vida y me han hecho ver los problemas y las necesidades de otra forma. Donde uno aprende a saber canalizar éstos y a motivar a los vecinos para que trasciendan sus quejas.

Y esa etapa me llegó hace 15 años cuando, al trasladarme de residencia, me vine del del centro al extrarradio de Jerez. Entonces decidí plasmar o poner en práctica lo mucho aprendido de personas como Luis Cortes y Paco Sánchez en aquella Coordinadora de colectivos de la Zona Oeste, donde me integré al representar a un colectivo amante de la radio como fue Radio Eco-Radio Alternativa. Radio de barrio en la que trabajé muchos años de la mano de Rafael Castellano y Paco, una radio que nos llevó a muchos jóvenes del Polígono de San Benito a ser la voz que acercara las demandas vecinales al Ayuntamiento y a otras instituciones. En suma , me refiero al hecho de crear una asociación vecinal. Hubo unos cuantos y cuantas vecin@s que quisimos fomentar la participación de los vecinos en el barrio de la zona Hipercor, pero a la vez ser sujetos activos para defender las muchas carencias que había en el entorno donde la mayoría acabamos de aterrizar. Este es el origen de mi activismo. Aquel grupo de mujeres y hombres que creamos la asociación de vecinos Palos Blancos en el 2004 tuvimos clara una cosa: la historia no se cambia sola, que hay que estar presionando en los despachos y en la calle si queremos cambiarlas. Esto es lo que yo llamo: denuncia profética.

La primera de ella que más nos unió fue el conseguir eliminar el puente de San Juan Obrero, peligroso para atravesarlo a pie y llevar andando a nuestros críos a actividades deportivas o de ocio en el club de fútbol o las extraescolares del propio colegio. Hoy esa meta felizmente alcanzada la suplimos por otras nuevas. Como puede ser la prioridad aprobada por la asamblea de socios del 16 de marzo pasado de reivindicar un Centro de Salud Jerez Norte, entre otras. Una reivindicación se hace por año mas apremiante cuando vemos como nuestro centro de Salud de referencia esta a 7 kilómetros de nuestro barrio o zona . Y es que cada vez nos hacemos más viejos y tenemos más goteras por lo que usamos más este servio público de salud.

Un centro de salud de San Benito que está desbordado en el 2008. Desde la etapa de Carlos Mampel como director ya nos daba la señal de alarma de que íbamos camino de triplicar el numero de usuarios tope que tiene que tener un centro de salud. Reuniones en las que recuerdo al representante de la Federación Solidaridad, el entrañable Luis Valle, a quien acababa subiéndole la tensión del berrinche que se cogía por la falta de respuesta. Pero en esta nueva denuncia profética, aunque ya nuestra asociación junto a otras del entorno venimos denunciando (como la de Las Flores, San José Obrero y El Bosque) en la que nos hemos embarcado tras la reciente asamblea, no hemos de ir solos, y por ello, al igual que pasó con el Puente de San José Obrero, creo que es necesario constituir una Plataforma por centro de Salud de la Zona Avenida-Norte de Jerez. Queremos que se cree con todos los colectivos interesados en ello. Desde vecinales, federaciones, Ampa , sindicatos y partidos políticos. Las discusiones de dónde ubicarlo no pueden enturbiarnos esa unión o empuje que necesitamos ahora. Es más, la ultima decisión del lugar la tiene el SAS sobre los solares públicos que hay en esta amplia zona de final Avenida-Palos Blancos– San José Obrero-Las Flores-Pozoalbero. Animo a es@s vecin@s activistas motivados a sumarse a esta nueva denuncia profética con la intención de tener un servicio de salud cercano y de calidad en nuestro entorno para beneficio nuestro y de nuestros hijos.

Por último, agradecimiento a todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Jerez que en el ultimo pleno del mes de marzo han apoyado esta iniciativa o proposición de insistirse a la Junta de que acabe el mapa sanitario de Jerez ideado en el año 2007 construyendo un centro de salud en la zona Norte. Ya nos toca que sea una realidad.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*