Ganemos denuncia que hay un punto de menudeo de drogas junto a La Marquesa

La agrupación de electores se reúne con la asociación de vecinos, que lleva tiempo a la espera de una solución para las deficiencias de un muro, que representa un peligro para los peatones.

El portavoz de Ganemos Jerez, Santiago Sánchez, y José Valero, miembro de la Comisión de Extensión de la agrupación de electores, acudieron al barrio de La Marquesa para encontrarse con Pedro Garrido, presidente de la Asociación de Vecinos de La Marquesa para conocer sus impresiones y tomar nota de sus demandas en torno a la barriada.

Garrido señaló que llevan meses reclamando al Ayuntamiento la reparación de un muro que se sitúa en una zona de paso para llegar al colegio de La Marquesa y que puede representar un peligro para los peatones. El muro cada vez está más inclinado y han pedido a Urbanismo un informe que supuestamente realizó el Ayuntamiento al respecto. Ganemos Jerez se ha comprometido a reclamar dicho informe y ponerlo a disposición de la Asociación de Vecinos y Vecinas para que puedan conocer los detalles de los estudios técnicos. “Se trata de un problema de transparencia y de disciplina urbanística. Uno de tantos que acumula Urbanismo”, señala Santiago Sánchez, portavoz de Ganemos.

Por otra parte, Ganemos Jerez pudo comprobar el estado de abandono que sufre la antigua urbanización de Mirabal. Según los vecinos, ésta se ha convertido en un punto de mercadeo de drogas y un lugar donde frecuentemente ponen música muy alta a cualquier hora del día y de la noche, con las molestias que ello supone. Ocurre que algunas de las personas que allí acuden luego transitan por los tejados, por zonas delicadas y frágiles de este lugar desahuciado, zonas que pueden suponer un serio peligro. La Asociación de Vecinos demanda que se restrinja el acceso de los coches a estos edificios abandonados, pues existen dos zonas que pueden acotarse fácilmente. También reclama que se levante un muro alrededor para así prevenir cualquier accidente y velar por la tranquilidad en el barrio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*