El PP de Cádiz suma 200 nuevas afiliaciones tras la sentencia de la Gürtel (y la moción)

Los populares tratan de hacer piña en Jerez tras unas convulsas semanas. Dicen que el Gobierno ha sido «derrocado» por la «izquierda radical».


«Los militantes han tenido una reacción espectacular», decía este viernes Antonio Sanz. Para algunos, el aumento en 200 afiliados que ha experimentado el PP de Cádiz es un mensaje de «apoyo» o «lealtad»; para otros, la paradoja de una parte del país que cierra filas cuando una sentencia, la de la Gürtel, constata que el PP se financió ilegalmente. Pero, probablemente, para todos haya sido una sorpresa.

El lunes, el PP lanzó una campaña de afiliación. Era el primer día laborable tras la toma de posesión de Pedro Sánchez.  A última hora del viernes, en un encuentro con militantes y simpatizantes, era el Delegado del Gobierno en Andalucía en funciones, Antonio Sanz, el que explicaba que se saldó con 200 inscripciones. La úlitma, justo antes del acto, en la sede del PP de Jerez, en la última planta del Edificio Maravillas.

«La sentencia no ha condenado al PP», decía al comienzo del acto la ex alcaldesa María José García-Pelayo. Los dirigentes populares interpretaron paralelismos entre la salida de García-Pelayo y la de Rajoy. En ambos casos, «es un pacto de perdedores». Nadie recordó que el PSOE vivió un proceso interno de primarias orquestado para que un sector del partido, el susanista, propiciase la abstención en el Congreso de los Diputados para permitir la investidura a Rajoy, por ejemplo. Pero daba igual. El acto iba de sacar fuerzas.

La reacción de esas 200 personas se contextualiza en el PP en «la frustración y el desengaño» de la ciudadanía respecto a la moción, en palabras de Antonio Sanz, que habló también de «derrocamiento» de Rajoy, una expresión propia de golpes de Estado. «Si los que quieren destruir España eligen a un presidente que no han votado los españoles, eso es malo para España», alentaba el candidato popular a la alcaldía, Antonio Saldaña.

«No cabe duda que esos pactos con la izquierda radical suponen un riesgo para España», proseguía Sanz, «nosotros vamos a seguir trabajando por la provincia de Cádiz, vamos a ser exigentes para que el PSOE no se olvide de las promesas, de las cosas que exigían. Seguro que pronto se olvida del peaje, de los compromisos de astilleros, del corredor ferroviario o el apoyo a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Es lo que acostumbra hacer el PSOE, guardar silencio cuando gobierna».

Asimismo, el Delegado del Gobierno en Andalucía explicó que aún no tiene noticias de su relevo en el cargo, una designación del Consejo de Ministros y que deberá contar con el beneplácito necesario del titular de Interior, el juez Grande-Marlaska. «No hay noticias».

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*