Cruce de reproches entre PP y PSOE a cuenta de la Andrés de Ribera

El gobierno local pierde la votación en el pleno sobre el cambio de estatutos en lo referente a la salida de Diputación.

El delegado de Cultura y Urbanismo, Paco Camas, observa a los populares Antonio Saldaña y Jaime Espinar en el pleno del jueves.

La Fundación Andrés de Ribera, que gestiona el Museo de los Relojes y la Atalaya, volvió a convertirse en el pleno del jueves uno de los asuntos de colisión entre los dos partidos más votados de la ciudad. Los reproches suenan a tiempos más duros para la FAR, que en 2010 llegó a encarar su disolución. Ahora, es la salida de Diputación lo que ha enfrentado a los partidos.

El gobierno local explicaba que el ente provincial seguirá pasando una cantidad anual y que de ninguna forma lo que se llevó a votación a pleno era la integración de la FAR en el Ayuntamiento. «Necesitamos tener fundaciones», vinieron a decir fuentes del gobierno local ayer. «Lo que se votaba era el cambio de estatutos, no la integración». Asimismo, la renuncia de Diputación es un asunto sobre, en cualquier caso, podría suponer negociar, pero no existe herramienta legal para impedirla desde el Ayuntamiento, al que el ente habría comunicado que no mantiene su interés por el lugar y que no le ve «sentido» a continuar allí al tener una actividad enfocada principalmente a lo local. De hecho, la renuncia de los miembros de Diputación se hizo efectiva el

Por su parte, el PP lanzaba una acusación: «No sabemos si la integración será buena para Mamen Sánchez, que es trabajadora de la FAR, lo que sí está claro es que no sería bueno para Jerez», por lo que celebraban que el pleno se hubiese posicionado en contra. Los populares entendían que «si Diputación se sale, se condena al patronato de la FAR a la disolución ya que los graves problemas económicos que arrastra los tendría que asumir en solitario en Ayuntamiento, que ya conocemos a qué situación lo tiene condenado el actual Gobierno de Mamen Sánchez». Del mismo modo, el PP de Jerez, criticaba que Diputación «se quiera lavar las manos con un convenio sólo para un año, sin garantizar la aportación económica de Diputación más allá del año que viene».

«El PP está jugando a meter miedo a los trabajadores con la salida de Diputación, y no va a suponer un coste mayor para el Ayuntamiento de Jerez», reprochaban desde el entorno del gobierno local. Además, el Ejecutivo local tilda de “incongruente y mal intencionada, «la postura de los populares ya que «cuando gobernaba la señora Pelayo, aprobaron y tramitaron no solo la salida de la Diputación de la FAR, sino también la integración de la misma en el Ayuntamiento, algo que el Gobierno socialista ha descartado totalmente. Porque eso sí agravaría la situación económica, además de las experiencias piloto de las integraciones que hizo el PP que no han tenido efectos positivos», indicó el Ayuntamiento a través de una nota en clara referencia a Ajemsa, cuyas cuentas también levantan ampollas entre ambos partidos,

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*