Cospedal, en Jerez: «Los corruptos ya no están en el PP»

La candidata a las primarias populares indica que «una ensaladilla» del PSOE con la izquierda radical echó a Rajoy de la Moncloa y a «García-Pelayo del Ayuntamiento tras ganar las elecciones».

El Partido Popular de Jerez ha acogido a María Dolores de Cospedal, en un gesto que parece un apoyo a la ex Presidenta manchega para hacerse con la dirección nacional del PP. En la azotea del Edificio Maravillas, sede local de los conservadores, un amplio grupo de militantes recibió a Cospedal al grito de ‘presidenta, presidenta’. En primera fila se situaron varios pesos pesados, como Teófila Martínez, María José García-Pelayo o Antonio Sanz. De anfitrión ejerció el alcaldable Antonio Saldaña.

Cospedal ensalzó la labor de García-Pelayo en el Ayuntamiento de Jerez. Y la de Rajoy en la Moncloa. En ambos casos, una «ensaladilla» de partidos fue la que echó al PP de las instituciones, conformada por el PSOE y «la izquierda radical». Con una única bandera en el acto, la española, la manchega anunció una medida si llega a la Presidencia del Gobierno, una especie de ‘Erasmus’ universitaria nacional «a la que ya pondremos nombre» para que los jóvenes puedan amar España. Literalmente. «No se puede amar lo que no se conoce. Un gallego tiene que conocer Toledo», dijo. Se le olvidó a la ex Ministra de Defensa que ya existe una beca de movilidad universitaria nacional, la ‘Séneca’, que sufrió recortes durante los Gobiernos de Rajoy.

Asimismo, Cospedal reforzó un mensaje positivo sobre el que está pivotando las ‘primarias’ -nótense las comillas, pues sólo podrán ejercer su derecho en primera ronda y poco más del 7% de la militancia-, la de recuperar «el orgullo del centro derecha español», una alusión a Ciudadanos. «Hay muchos que se han marchado y los tenemos que recuperar».

Cospedal, que representa un ala conservadora dentro del PP, también exigió una reforma electoral «para que gobierne siempre el partido más votado». «Yo misma perdí la presidencia de Castilla-La Mancha por un sólo diputado. Fue un resultado muy bueno». Se le olvidó a la propia Cospedal que impulsó una reducción del número de escaños en el parlamento manchego y que habría alcanzado la presidencia de no haber realizado aquella modificación, toda vez que la impulsó previamente a la llegada de Podemos y Ciudadanos al panorama nacional y que, según muchos analistas, lo que buscaba en el fondo era reforzar su predominancia. Matemáticas electorales que, en cualquier caso, no le salieron bien.

Asimismo, la candidata aseguró que el Partido Popular debe renovarse. En referencia a la corrupción, dijo, «ya no están en el PP», por lo que animó a los suyos a reforzar su orgullo en este período. Una vez que pasen las elecciones internas en el PP, «estamos preparados para gobernar tras las próximas elecciones generales», unas declaraciones muy ovacionadas por la militancia.

Foto: PFQ
Foto: PFQ

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*