‘Cómo surge un movimiento ciudadano: El nacimiento de la Marea de Pensionistas en Jerez’

«La palabra ‘marea’ evoca la del mar donde una gota es igual a otra y a otra… Y todas juntas crean el movimiento».

Por Juan Pedro Rincón, miembro de
la Marea de Pensionistas en Jerez.

Pasaban los días de 2016, cinco años de un Gobierno neoliberal del Partido Popular que había asentado en los ciudadanos la de la crisis y la culpabilización de éstos de la misma, ayudado por los medios de comunicación, casi todo afines por compraventa al neoliberalidasmo del PP y su Presidente Rajoy.

Muchas gentes, creyentes en esa idea forzada inventada de la crisis para todos y dominado por un sentido trágico de la vida estaba en un ‘¡ay!’ de desahucios, paro, precariedad… Envueltos en aquel presente de negatividad y un futuro sin esperanzas.

Se creía que la situación era producto de algo tan impersonal como  ‘la economía’, y que había que aceptar las culpas y las penitencias sin reconocer que la situación era provocada por los de siempre y la sufrían los otros de siempre. Había calado le mensaje entre el pueblo trabajador, no sólo por la propaganda de los medios voceros del neoliberalismo, sobre todo la TVE, sino que los ‘supuestos defensores’ de los trabajadores CCOO y UGT andaban a besos con el Gobierno y sus medidas. Mientras, los partidos autollamados de izquierda estaban a lo suyo y en los que no confiaba la gente excepto sus fanáticos.

Así estábamos, y allí donde se reunían dos o tres, fuera un bar, un parque, se hablaba de lo mal que iban las cosas para la clase trabajadora y parecía no salir la conversación entre el lamento, los insultos a los políticos y la pasividad o el conformismo…

Hasta que alguien pensó que como él habría de haber más que no se creyeran el cuento y que además estarían dispuestos a hacer algo. Que ya estaba todo perdido y más no se podía perder… Y sobre todo aquello de que quien no lo intenta ya ha fracasado. Estando en esto, en un parque público de la calle Asta, se unió en la idea de actuar con otro y así de dos se pasó a tres, y a cuatro, etc. Hasta que decidieron saltar a la esfera pública.

La premisa principal era que había que ser un movimiento social transversal, de ciudadanos, libre de dirigismos de partidos o sindicatos y con la intención de analizar los problemas concretos y buscar las soluciones sin más. Al estar en situación de jubilados y pensionistas y ser éste su ámbito de actuación decidieron llamarse ‘Marea de pensionistas, jubilados y dependientes de Jerez’, e integrarse en la Coespe, la Coordinadora Estatal en Defensa de las Pensiones Públicas.

La palabra ‘marea’ evoca la del mar donde una gota es igual a otra y a otra… Y todas juntas crean el movimiento sin dirigentes, cargos, etc., a diferencia de sindicatos y partidos.

¿Cómo se tomarían los sindicatos y partidos la existencia de un movimiento que no controlarías? Los partidos PP y Ciudadanos, lógicamente, se sentirían atacados con seguridad pues ellos y su neoliberalismo son culpables de la situación, aunque no los únicos. PSOE, CCOO y UGT pretendían poner sus firmas dando importancia al nombre o sigla, y a la utilización de sus insignias y banderas… Y como eso era incompatible con la marea se fueron. Ha habido algún intento de dirigismo pero en Jerez ha siduo neutralizado, así como en las mareas o plataformas de la provincia de Cádiz que no están integrados en el llamado Movimiento Andaluz de Pensionistas de reciente creación.

Así pues, después de los primeros movimientos o actuaciones, asambleas, concentraciones y manifestaiones, hemos comprobado que el pueblo de Jerez estaba vivo y defiende sus derechos y que cada vez tenemos más fe en la acción, sobre todo depsués de los últimos logros. 1- Hacer que los partidos que llevaban tiempo aletargados tomen cartas en el asunto de las pensiones; 2- Que el Gobierno anterior tuviera que ceder en su pretensión de aumentar solamente el 0,25 por ciento y que el actual reconozca el IPC como referente para las subidas de las pensiones, contando con la parte que nos toca en la caída del anterior Gobierno y la disposición del actual ante el auge del movimiento de los pensionistas en España.

Reconocemos que no están conseguido todos los objetivos y que los prometidos por el actual Gobierno depende de la aprobación de los Presupuestos Generales. Nos quedan motivos suficientes para seguir en la lucha, pues no está garantizada la financiación del sistema público de pensiones, ni las mejoras en sanidad, dependencia…

Además, no nos fiamos de ningún Gobierno y por eso seguiremos con nuestro lema: GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES PÚBLICAS SE DEFIENDEN.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*