(Análisis) Nueve autobuses nuevos, y otros nueve que no llegan en un contexto ya electoral

El Ayuntamiento presenta la primera parte de la renovación de su flota, mientras espera que se adjudique casi una decena más tras quedar desierto el concurso.

El Ayuntamiento presentó el martes la primera parte de la renovación de la flota de autobuses, y lo hizo en un contexto que ya suena a tiempo preelectoral. El de autobuses es junto al de limpieza el servicio que más preocupa a los jerezanos, como revelaba en el verano de 2017 una encuesta realizada por el Observatorio de Servicios Urbanos, que analizó la percepción de la ciudadanía en las 30 ciudades más importantes del país. Jerez obtuvo la peor nota, pues los jerezanos son los más críticos con sus servicios públicos, conscientes de que desde el inicio de la crisis económico, estos se han deteriorado ampliamente.

Si bien sucesivamente se asegura que son más los usuarios del autobús, esta percepción es muy negativa. De hecho, cuantos más los usen, mayor es el daño que electoralmente puede realizar al partido en el gobierno municipal, puesto que hay más personas que pueden sufrir ‘malas experiencias’, ya sea pinchazos, problemas de motor o los retrasos que estas incidencias derivan.

La lectura que hace el gobierno municipal es que son responsables los anteriores dirigentes, es decir, el PP, que compró «chatarra» (sic) de segunda mano a Madrid. Un extremo que es cierto, pero igualmente le puede pasar factura al PSOE. Es por eso que para le gobierno municipal es tan importante que se produzca una renovación de la flota. Cada día sale a la calle medio centenar de autobuses urbanos. Los nueve adquiridos, además, llamarán la atención de la población en tanto que estrenan color, el rojo, frente al celeste impuesto hace unos años.

Uno de los quebraderos de cabeza de la Delegación de Movilidad es el repetido desierto del concurso para la llegada de otros nueve autobuses, financiados con fondos europeos. Una renovación de la flota de suma importancia, pues de ponerse en marcha, supondrían ya 18 de los 50 autobuses diarios en funcionamiento, que ayudaría a descartar los vehículos en peor estado, la ‘chatarra’ que compró el PP de segunda mano a Madrid, evitando que se den imágenes que se repiten cada día, las averías que en el servicio de taller tratan de salvar cada día de trabajo.

A nivel electoral, será importante que estos nueve autobuses que aún no se han podido adquirir por falta de vendedores interesados estén funcionando en Navidad, un momento en el que el servicio de transporte público tiene muchos usuarios. Luego, antes de las elecciones municipales, llegarán Semana Santa y Feria. Dos momentos también críticos. Si salva estas tres fechas, el gobierno de Mamen Sánchez saldrá reforzado y podrá vender a la ciudadanía que mejoran los servicios públicos gracias a su gestión. Si se repiten y viralizan imágenes de vehículos en mal estado, la jugada puede salir al revés.

La percepción de la limpieza será mucho más difícil de cambiar en los 11 meses que quedan para las elecciones. No hay novedades respecto a un nuevo pliego, y el gobierno local ha descartado el rescate del servicio que sugirió Ganemos -primero un estudio, luego, si las conclusiones fueran positivas, asimilar a los actuales trabajadores de Urbaser en la plantilla-. Los tiempos no corren a favor del gobierno local, que se ha zampado los recortes de plantilla que se negociaron en el peor momento de la crisis, durante aquella huelga de basuras que paralizó Jerez y que García-Pelayo acabó salvando.

Lo que hay que tener en cuenta es que todo lo que ocurra desde hace unos meses hasta mayo de 2019 se debe analizar desde un contexto electoral. La batalla está servida y existe mucha incertidumbre respecto a los resultados que podrían arrojar las urnas, toda vez que el PP lanzó hace unas semanas una encuesta cuyos datos hacen sospechar -no hay precedentes de la supuesta empresa que la realizó, ni de otras encuestas ni de su mera existencia-, pues daban la victoria a Saldaña.

¿Qué importancia le darán los votantes a los servicios públicos? Se podría pensar que toda, pero ningún partido hasta ahora ha sido capaz de erigirse como garantía de mejor funcionamiento. El debate no está actualmente en el servicio público, y de hecho la agenda mediática fluctúa y está empapada del debate nacional -véase que de lo que más se ha hablado en la ciudad en los últimos días ha sido la respuesta del Ayuntamiento a la emergencia humanitaria del Estrecho, algo que también copaba la agenda nacional-. De todas formas, la batalla sólo ha comenzado. Y el gobierno local ya puede preusmir de nueve autobuses nuevos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*