Una afectada jerezana por el fraude de iDental, con la boca sin arreglar mientras sigue pagando las facturas del tratamiento

La clínica de El Puerto ha echado el cierre y hay afectados por todo el entorno. Los tratamientos se pagaban a través de financieras, que no están relacionados directamente con la estafa.

iDental se vendía como una clínica dental destinada a las personas que menos posibilidades económicas tenían. Hacían ‘descuentos’ del 85% a los presupuestos que ellos mismos elaboraban. Una de las afectadas, Fátima Peña, cuenta de de 23.600 euros que le costaría el tratamiento, ellos rebajaban hasta los 3.400. Y ponían facilidades de pago, a través de financieras. «Llevo un año pagando y no me han hecho ni el 25% del tratamiento que pagué». ¿El problema?

El pasado domingo recibía un mensaje, que la cita para esta semana se posponía por cuestiones de agenda. iDental mandó el mismo mensaje a todos sus pacientes. Alguno pasó por las puertas de la clínica, ubicada en El Puerto, y las puertas estaban cerradas, como en el resto de clínicas de España. «Ningún teléfono funciona, se corta la llamada, es como si les hubiera dado de baja», sospecha. Peña es una de las muchas personas de Jerez que recibía su tratamiento bucal en El Puerto. Su tratamiento es complejo.

Los afectados han comenzado a organizarse y se plantean denuncias colectivas y mover el asunto por Consumo y por los medios de comunicación. Si quedarse con un tratamiento a medias ya es un problema, lo es más cuando saben que seguirán recibiendo las cartas del banco para continuar pagando su tratamiento. «Como lo hicieron a través de financieras, iDental ya cobró, por lo que ahora el problema es con las entidades».

Una de las posibilidades es dejar de pagar por tratarse de una estafa, pero las consecuencias de ello no son las más apetecibles. «No queremos estar en listas de morosos».

Según asegura Peña, «tenemos la idea de que dentro de la clinica están encerrados los trabajadores, para presionar a la empresa porque están sin cobrar también».

No es la primera vez que una clínica dental ‘low cost’ es acusada de estafa. Ya son varias las cadenas y modelos de franquicia a los que se ha acusado de mala praxis comercial. Además, los colegios de dentistas se han posicionado en favor del modelo tradicional, pues se asegura que a menudo realizan tratamientos de calado personas que no cuentan con las titulaciones necesarias para ello, lo que supone no sólo una precarización sino un riesgo para los pacientes.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*