(Opinión) ‘Hacer política en las aceras: Para el PP, poner banderas de España, sí; Quitar del callejero a franquistas, no’

«El argumento esgrimido por los populares de que no se cambiara el callejero porque no generaba empleo se cae ahora por su propio peso».

Por Pablo Fdez. Quintanilla

El candidato del PP a la alcaldía, Antonio Saldaña, ha prometido colocar una bandera de España en la plaza del Caballo de grandes dimensiones si llega a alcalde. Lo contextualiza respecto a lo que ya ocurre en muchas ciudades. Véase Cádiz, que dispone de una gran bandera junto al puerto, junto a la estación de trenes.

Tiene su razón el PP en que ésa es la bandera que tenemos hoy en día los españoles, pero en los seis años que ha ostentado la alcaldía, no lo consideró necesario. Sólo se entiende desde el envite independentista, desde las críticas a la Corona… Es legítimo que ese símbolo sea parte considerable de su forma de entender la política.

Ahora bien, esta propuesta deslegitima gran parte de la respuesta en pleno a la retirada de calles que homenajean a franquistas en Jerez, a la retirada de honores. ¿Por qué? Para el PP, ese tipo de propuestas son secundarias. «Hay cosas más importantes en Jerez, ¿cuántos parados va a quitar esta propuesta? ¿Cuánto empleo va a crear esta medida?», dijo, en resumen, Javier Durá, concejal del PP. Tiene razón, no es una medida de empleo, pero eso no significa que no haya que afrontar una serie de cuestiones. De hecho, con la Ley Andaluza que entra en vigor sobre Memoria Democrática, es obligatorio para los Ayuntamientos retirar los nombres de calles.

Es legítimo que el PP proponga poner esa bandera. En Ciudadanos, probablemente, tenga un aliado. Quizás a partir de 2019 le den los números para que se lleve a cabo. Pero es obscenamente evidente que al PP sólo le preocupa que se destinen recursos -mínimos- a retirar honores a franquistas y que ve con buenos ojos dedicárselos a una forma concreta de entender la política. Una que está legítimamente basada en el nacionalismo español. Si, como decíamos, le dan los números en 2019, tendrá legitimidad porque significará que una mayoría de jerezanos y jerezanas está a favor de que se lleven a cabo estas políticas. A día de hoy, según los votos de 2015, la legitimidad recae sobre un bloque de izquierdas que considera importante tomar las medidas que está tomando.

Es hacer política en las calles. Pero que quede claro, las calles, el callejero, las políticas que llevas a cabo en ellas, y sobre todo, los símbolos, como es símbolo la bandera de España y como es simbólico tener un gesto y una placa que recuerde a los demócratas que cayeron entre el 36 y el 39, no son nunca apolíticas. La de España es una forma legítima y de corte nacionalista que tiene derecho a reivindicarse en nuestro contexto democrático. Si quiere esa bandera ahí puesta, le dice el PP, vótenos. Aunque no genere puestos de trabajo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*