Los principales sindicatos del Ayuntamiento acusan al gobierno del PSOE de coartar su libertad sindical

La denuncia, lanzada por ATMJ, CGT, CSIF y SIP conjuntamente, habla de “caza de brujas” a los representantes de los trabajadores.

Los sindicatos mayoritarios del Ayuntamiento, que representan al 95% de los trabajadores en el comité y la junta de personal, ATMJ, CGT, CSIF y SIP, han lanzado una nota conjunta en la que acusan al actual gobierno municipal de actuar con arbitrariedad afectando al libre ejercicio de los empleados municipales. Así, tachan de propio de “repúblicas bananeras” las decisiones del Ayuntamiento, al que acusa de “persecución sindical con el fin de silenciar a los legítimos representantes municipales”, donde, aseguran, se lleva a cabo una “caza de brujas” a traves de “persecución y represalias” a los representantes. ¿La razón? Según señalan, “sacar a la luz los despropósitos del gobierno municipal”.

“Los delegados de estas secciones se están viendo obligados a pedir amparo a los tribunales desde el principio de la legislatura y de una forma constante. De esta manera, hace poco los tribunales dieron la razón en una denuncia que el gobierno municipal había interpuesto por amenazas a representantes del SIP Y CGT por ser falsa, la CGT tiene interpuesta varias denuncias por calumnias e injurias que se están tramitando en los tribunales y la ATMJ tiene interpuesta denuncia por infracción de la libertad sindical. ¿Acaso hay algún funcionario de carrera de este Ayuntamiento que esté dispuesto a asumir cualquier tipo de orden con carácter electoralista, a sabiendas que es contraria a ley?”, señalan en la nota.

“Existe verdadero terror por parte de los empleados públicos en oponerse en algún sentido a decisiones del gobierno municipal o de algunos directivos, ya que, al otorgarse arbitrariamente los puestos, las asignaciones de funciones, las productividades, las movilidades, la acumulación de puestos, etc., el que se opone, se niega o manifiesta opinión distinta a SU LEY” (sic) “sabe que con casi absoluta seguridad se le quita todo y se le da a otro trabajador más dispuesto a COMULGAR CON RUEDAS DE MOLINO, a cambio de alguna prebenda. Este modo de actuar está llegando a unos límites inaceptables tanto por la persecución sindical a los representantes como al nivel de arbitrariedad que se está alcanzando”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*