(Entrevista) Marco Gordillo, DKV Jerez: “Nuestra filosofía es hacer baloncesto desde la cantera”

En pleno proceso de unificación con Chajeba, el presidente del primer equipo de la ciudad habla del proyecto que se pone en marcha con Unión Baloncesto Jerez.

Marco Gordillo lleva desde alrededor de la adolescencia dirigiendo equipos de baloncesto, una de las pasiones de su vida. En 2010 formó parte de la dirección del actual Jerez DKV en su constitución. Fue vicepresidente pero por cuestiones personales abandonó el cargo hasta que en las elecciones de 2014 presentó una candidatura que resultó ganadora. Ahora, trabaja con una filosofía que prioriza la cantera. El deporte del baloncesto en Jerez ha pasado por varias etapas. La más llamativa fue la de Unibasket Jerez, un club que trató de construir su proyecto en base a la competición senior profesional y que finalizó con su disolución.

Actualmente, el deporte de la canasta se encuentra en transición, que comenzó con la aprobación democrática de la unión de los dos principales clubes, el DKV y Chajeba. Este último se había centrado años atrás en la competición femenina, si bien tras la disolución de Unibasket recuperó los equipos de cantera masculinos. El tiempo, al final, acabó con la división y es cuestión de tiempo que se legalice con la inscripción final y la llegada de la marca de Unión Baloncesto Jerez.

-¿Con cuántos equipos cuenta hoy el proyecto?
-Son 27 equipos de cantera, 20 que vienen de DKV y 7 de Chajeba. Este año hemos competido masculino y femenino como clubes separados, pero si lo hubiéramos hecho unidos seríamos ya el segundo club de cantera con más equipos federados, por detrás de la cantera del Unicaja de Málaga. Con todo, con los 20 equipos, somos el cuarto de Andalucía.

-¿En qué consiste el nuevo proyecto? Hay que tener en cuenta que muchos clubes de baloncesto han ido fracasando, principalmente por deudas o gestiones más enfocadas a mantener la estructura profesional.
-El coste de salir a competir es alto. En federación y demás, llegamos a los 26.000 ó 27.ooo euros. En pistas, al Ayuntamiento pagamos 5.200. Esto va de números. Cuando llegamos, encontramos mucha deuda. No tenemos ni una sola subvención, si bien estamos agradecidos al Ayuntamiento, que nos ayuda en lo posible dentro de las limitaciones que tiene. Participamos, por ejemplo, en el proyecto ICI de la Zona Sur con monitores de baloncesto, con painte, multideporte, gimnasia… Se nota además que Laura Álvarez fue jugadora. Se ha modificado la ordenanza para que ésta contemple el uso de pistas en pretemporada para partidos de preparación, algo que es muy importante. Tenemos un trato fluido. Pero hay dos formas de hacer un club, con dinero o sin dinero. Y nosotros no lo tenemos. No vamos a montar un club para que juege en ACB, no es viable. Nos encantaría tener un equipo profesional que fuera referente de nuestra cantera, pero lo debemos hacer con jugadores del club. Y cuando cumplen los 18, muchos se van fuera a estudiar. Yo no quiero traer niños de Lebrija, Sevilla, Málaga, Badajoz, para montar un club. No hay niños de fuera, que si vienen, bien, pero no existe una captación. Nuestra filosofía es piramidal, los de abajo construyen la base para los de arriba. Además, a los equipos seniors no sólo históricamente no se les ha cobrado por jugar, sino que además a veces cobraban por jugar. Eso es que las cuotas de los padres de los niños de categorías inferiores financien al senior. El tener un jugador senior formado debe redundar en todo el club, que aporte horas para formar a los más pequeños, por ejemplo. A día de hoy, estamos más cerca de conseguirlo con el senior femenino, que quizás debe ya dar el salto de categoría porque se lo ha ganado, pero el de la estrcutrua es un tema complejo. Unibasket se perdió un poco a cuenta del primer equipo. Hace falta continuidad. Nosotros trabajamos por la cantera en el día a día. Te pongo un ejemplo, tenemos un cadete donde se pueden inscribir 16 niños pero al partido sólo pueden acudir 12. Bueno, pues a lo largo de la temporada no hemos tenido ninguna baja, y eso es difícil porque todos quieren jugar, pero se han ido rotando para descansar de cuatro en cuatro y eso significa que vamos consiguiendo que entiendan nuestra filosofía.

-¿Por qué hay otras ciudades de la provincia que sí consiguen mantener una estructura con cantera y senior?
-Hay varios casos. En Arcos, por ejemplo, tienen jugadores de Jerez, y es que es un equipo municiapl, del Ayuntamiento. San Fernando cuenta con mucha dependencia de Diputación, y el Campo de Gibraltar es el pequeño foco industrial de la provincia, lo que permite que se mantenga con financiación. Los tres grandes equpos son Cimbis (San Fernando), La Línea y Algeciras. Para nosotros ese salto no sería duradero, no sería viable tratar de llegar a la ACB. Lo que crezcamos, tiene que ser en base a nuestra cantera.

-Hubo un tiempo en el que destacan las escuelas municipales en los colegios, ¿qué ocurrió?
-El Ayuntamiento, en años de Pacheco, pagaba un dinero por cada escuela municipal que hoy no se puede pagar y ya no existen. La delegación las concedía a clubes, colegios… También van cambiando cosas, como que en los colegios no haya celadores que vivan en el centro y abran tantas horas. Hay que tratar de conseguir que dirección y profesorado se impliquen para sacar adelante equipos de colegio. Además, en los mismos centros los alumnos no son tanto de las inmediaciones como antes y es más complicado ir por la tarde, recogerlos… Es más difícil, aunque se está trabajando.

-En cuanto a la actuación municipal, ¿qué se puede decir de la infraestructura?
-Tenemos una gran infraestructura que es el palacio de Deportes, que es un monstruo, pero que necesita mucho mantenimiento. Este año se han realizado muchas mejoras en vestuarios, por ejemplo. Se cuenta con más canastas. Se está realizando una remodelación en los aparcamientos para instalar un parque skate, pistas de 3×3… Se está trabajando y estamos agradecidos porque se hace lo que se va pudiendo.

 

Foto: PFQ

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*