(Entrevista) Juan Clavero: “Para destapar a los mafiosos tienes que tener respaldo, no puedes ser kamikaze”

El líder de Ecologistas en Acción habla sobre el montaje para inculparle en tráfico de drogas:  “No hay que ir con miedo, pero tampoco ser tonto”.

Será uno de los ponentes de las jornadas sobre libertad de expresión, en en el Aulario la Bomba, en Cádiz. Organizan UCA, Defender a Quien Defiende, APDHA y Ayuntamiento de Cádiz. Juan Clavero es líder de Ecologistas en Acción en Cádiz, referente del activismo en la provincia y han intentado silenciarle en más de una ocasión. El caso más grave es el teatrillo montado presuntamente por responsables de una finca para acusarle de tenencia y tráfico de drogas, unos hechos ocurridos en 2017 que se archivaron a la semana de su detención y que ha acabado con cuatro personas procesadas por el intento de inculpación.

¿Qué daño le ha hecho la crisis a los valores ecologistas?

No han sido especialmente desastrosos, lo desastroso fue la burbuja. Urbanizaciones en fincas públicas de El Bosque, campos de golf junto a la costa. La prioridad de la gente no era el medioambiente, claro. Lo que ha habido es un deterioro a nivel global. Nos jugamos el futuro, la tierra es la que es. El populismo de extrema derecha de Putin, Trump o ahora Bolsonaro en Brasil hacen gala de no respetar el medioambiente. El último informe de Naciones Unidas habla de las consecuencias del cambio climático. El cambio en las corrientes convertirá el norte incluido Reino Unido en un casquete, y el Sahel se ampliará. Eso sí que será una enorme migración. Ahora, China apuesta por las energías renovables y España ha perdido la primacía que tenía. El PP no ha cumplido con los compromisos europeos y China, Dinamarca o Alemania nos han adelantado. Podrías autoabastecernos de energía y queremos seguir dependiendo de la energía que compramos fuera, y de las nucleares. Tenemos ya centrales solares que no dependen directamente de si el día está nublado, tenemos la tecnología. Pero el PP ha sido una desgracia en el Gobierno. Cañete era ministro con intereses económicos personales en el petróleo. Y Soria ha sido horrible. El fracking era una barbaridad y encima no se encontró petróleo.

¿Se cree el ministerio de Transición Energética?

La ministra Ribera tiene un manchón, que es Castor, con la indemnización a Florentino Pérez. Pero es una persona reconocida en el mundo y sus políticas parece que coinciden con lo que nosotros los ecologistas pedimos. Ya se ha quitado el impuesto al sol, pero quedan muchas cosas por hacer. Hay que acabar con el monopolio de las grandes rede de distribución.

¿En qué situación se encuentran los espacios naturales de la provincia?

Tenemos territorios protegidos por la UE, como los acebuchales, pero la Junta no protege. Es decir, no se puede tocar por la norma europea, pero existe inseguridad jurídica porque no lo protege nuestra administración. Tenemos un clima particular, especies como la laurisilva con helechos de cinco metros; estamos en frontera, que es intercambio, de dos continentes. Aves, pero por el mar son millones de animales. Tenemos mucho potencial, y cosas que no se conocen.

¿Y el turismo en nuestra costa? ¿Son preocupantes los proyectos actuales en nuestra costa?

El turismo. Como hacerse un chalé en la Alhambra, pues te la cargas. Si construyes chalés en la playa que es más bonita, deja de serlo al contruir. El desarrollo turístico debe hacerse dentro de los nucleos urbanos de los pueblos, que además es mejor económicamente. Los hoteles y los chalés en repetición crónica en primera línea son feísimos. Y si vas de turista, no tienes por qué dormir allí. No se atrevieron a pinchar la burbuja inmobiliaria, y ahora hay que hacer razonables con el turismo, protegerlo, y que tenga la dimensión que las poblaciones pueden aceptar. Si son 100 camas, pues 100. Hay que preservar nuestro litoral, evitar las urbanizaciones como en Barbate, que estuvo a punto de hacerse una enorme en zona protegida. El Ayuntamiento quería. No se puede construir dentro de un pinar. Conil es un ejemplo, el Ayuntamiento ha decidido proteger Castilnovo.

Muchos ayuntamientos ven de nuevo la construcción como una fórmula para conseguir dinero y sacar adelante sus cuentas. 

Mira el caso de Jerez. Así crecio. Pacheco optó por recalificar bodegas y potenciar usos residenciales en la ciudad. Los famosos acuerdos de Pacheco. Cuando alguien construye y gana dinero, parte de eso tiene que repercutir en las arcas públicas para construir calles, servicios… Jerez hoy tiene espacio de sobra para construir vivienda pública, pero eso ya no se hace. En España se asocia la vivienda pública a los pobres. Viena es un ejemplo de lo contrario. La vivienda municipal social es un alquiler social. Si ganas 3.000 euros, pues pagas 800. Y el que gana 1.000 euros, paga 200. Allí todo el mundo tiene derecho a una vivienda pública. Aquí se queda para personas en exclusión social. La vivienda no debe ser sólo para los pobres. Al final la gente ha buscado su adosado en el exterior.

¿Ya han aceptado los propietarios de fincas en la Sierra que los caminos públicos son públicos?

Son caminos de toda la vida, de tiempos de cuando no había carreteras. Esos caminos son públicos, no es que sean servidumbres. Las servidumbres son privadas que dan derecho de paso. En este caso, los caminos es que eran terreno totalmente público, y los propietarios cerraron y se las quedaron. Hemos luchado por terrenos que son de la administración, y es la administración la que no ha luchado por ella. La Ley de Caminos públicos no se ha aprobado en esta legislatura andaluza, lo han dilatado en el PSOE cuando la habíamos redactado nosotros y quedó a expensas de votar en pleno, algo que no han querido hacer. Pero Podemos e IU nos han dicho que será lo primero que propongan en la próxima legislatura. En principio PSOE y Adelante Andalucía la quieren apoyar. La Ley actual no contempla sanciones, sino sólo la apertura del camino. Sin sanción, les da igual. La lucha ha sido difícil, porque tenemos mucho control de la Guardia Civil mientras que a los propietarios nunca les molestan. Estamos en un momento en el que se han seguido cerrando caminos, los de toda la vida. A menudo a la administración les interesa abrirlos porque muchos los han usado turistas. Pero los Ayuntamientos se asustan, porque son pequeños y dicen que los propietarios tienen muchos abogados. Al final los palos nos llegan a nosotros. No sólo lo de la cocaína*, sino que a un Guardia Civil lo han sancionado sin haber hecho nada, sólo por ir con nosotros y volverse en el momento en el que vio en una marcha que estaba controlando su jefe. Yo estaba delante y lo que hizo fue marcharse.


*El asunto de la cocaína es la falsa acusación orquestada presuntamente por propietarios y entorno de una finca que había usurpado caminos públicos, a los que Clavero ‘molestaba’ por presionar para conseguir rescatar esas vías. Al finalizar una marcha, una persona identificada como un vecino de Jerez pidió a Clavero que lo acercara en coche a una venta. Aprovechó para colar, siempre presuntamente, cocaína. También presuntamente, el entorno de esa finca había ‘alertado’ un par de horas antes a la Guardia Civil, que le esperaba en un control un poco más adelante. Clavero fue detenido por la posesión de la sustancia. Pasó la noche en el cuartelillo. Menos de una semana más tarde, el caso quedó archivado y comenzaron las pesquisas para aclarar quién y cómo había colocado la droga en el vehículo. Actualmente, tanto el vecino de Jerez como varias personas de la finca están imputadas.


¿Pensó alguna vez que podrían llegar tan lejos para acabar con usted?

No. Cuando la encontraron, me creí que era una cosa de coña del guardia civil. Yo tenía cuidadillo. Me han amenazado por activa y por pasiva. Nunca dejo la furgoneta fuera de mi casa en Benamahoma, por si me la partían o le metían fuego, que ya me quemaron uno hace años. Esas cosas, bueno. Pero la droga, el tinglado, avisar a un cabo, ruenirse con él, preparados para detenerme antes de tener la droga en mi coche, que la metieron diez minutos antes de que me detuvieran. Y ya estaba todo montado. Está captado por las cámaras, dos horas antes el cabo reunido con el administrador de la empresa de la finca y dos capataces. El dueño de la finca es Marnix Galle, un empresario superconocido de Bélgica, como el Florentino Pérez de allí. Ha salido publicado a una página entera en Le Monde un domingo, es una familia potente de allí.

Tiene aires a la lucha ecologista en Hispanoamérica.

Hombre, aquí no nos matan. Sería más tipo Colombia, con eso de meterte la droga en el coche. En Honduras hace poco mataron a un activista. Han llegado amenazas, pero no esa violencia física. Y te digo, lo de la cocaína no es lo más fuerte. Lo más fuerte es el caso de Ronda. Ecologistas en Acción se opuso a la urbanización más grande de Andalucía, al lado de la Sierra de las Nieves. Realizaron una campaña contra los activistas brutal. Hasta tal punto, que monta la empresa una asociación, con oficina, sede y contratados, cuyo único fin es acorralar a los ecologistas. Empieza un abogado a denunciar, sesenta y tantas, que la mayoría se tramitaron. ¿Sabes lo que es eso? Que te llegue a ti, a tu padre, hermano. Fue miserable, brutal. Aguantaron. El alcalde acabó detenido porque cobraba de la empresa, el periódico local cobró 200.000 euros ese año. Conseguimos paralizar el proyecto, que era ilegal. Se han quedado los viales, todo el campo lleno de calles. La empresa cerró la oficina, detuvieron al alcalde socialista y cuando empezó la bronca, detrás estaba Jaime Montaner, ex consejero de la Junta, que es el arquitecto, y entre los propietario están los Pujol. Empezaron a escarbar, y era mafia, mafia, mafia. Una mafia que compra al alcalde. El jefe de seguridad de la empresa era el yerno del teniente. La Guardia Civil a saco contra nosotros. Hicimos una marcha de 2.000 personas y denuncian a tropecientos, con tan mala suerte que uno de los denunciados ese día estaba trabajando en Málaga y se pudo demostrar. Denuncia por romper la valla, y habla de hasta la conversación y de que luego le agredió. Ha sido tan bestial. Denunciamos al guardia civil y no le pasó nada. Luchando 20 años en una situación durísima. Denuncias por cosas inverosímiles. Después se han archivado todas, pero te encuentras con 60, con mala leche, con apariencia de realidad, y se tramita. Fue un abuso. Hemos llegado en otros casos a acoso personal. Hicimos una campaña en El Puerto contra las viviendas ilegales, que son cuatro mil, y me encontré montones de carteles un día por El Puerto con una foto de mi casa y un texto que ponía ‘Esta casa huele a gasolina’. Un día en una inspección en la carretera de El Portal, que es parque público, vimos 24 chalés. Casetas de luz, el agua pública. Lo paró la Junta, y empezamos a recibir amenazas. Todos policías, locales y nacionales, de Jerez y El Puerto. Fue el año 2005 o 2006. Un día nos llaman que estaban poniendo carteles. Y los cogimos in fraganti, uno de ellos Policía Nacional. Denunciamos y no pasa nada. Como no quemaron la casa…

¿Alguna vez se ha planteado parar?

Sinceramente, cuando me pasa esto, parece que me dan gasolina pero a mí. Me dan la razón. Si salgo de esa es porque conseguimos nuestro objetivo. No hay que ir de kamikaze. Hay que tener cuidado, tener un respaldo social y de todo lo que haces. No hay que ir con miedo, pero tampoco ser tonto. Lo que pasó me desbordó. Tuve la enorme suerte de que la solidaridad a nivel político y local, en tres días encontramos todos los testigos, en dos o tres días. Ya sabíamos los detalles de todo. Fue una concatenación de suerte, pero demuestra que no puedes ser kamikaze. Sabiendo que si no tienes apoyo, capacidad de respuesta, te hunden la vida. Hay que organizarse para desemascarar a los mafiosos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*