‘El movimiento vecinal se hace andando pero sin verbenas en verano’

Por Jesús Palomo

Recordaba hace unos días con unos compañeros de la Federación la Plazoleta qué bajonazo han dado las verbenas de los distintos barrios de Jerez. Esas que organizaban las asociaciones de vecinos en verano especialmente en la era Pacheco. Me vinieron a la mente aquellas de Las Flores, la de las Torres, Icovesa, San Telmo, Parque Atlántico, Princi, Picadueña… Eran subvencionadas en gran parte por el Ayuntamiento y los escenarios lo ponían los de Infraestructura casi siempre.

Hoy hay que ir a las barriadas rurales y pedanías para aplaudir ese esfuerzo de hacer actos de convivencias como las verbenas en estos días de verano que tanto se agradecen. En Jerez ciudad poquito o nada. Ya ni semanas culturales. Recuerdo que en la presentación al equipo de gobierno de nuestra Federación vecinal La Plazoleta, (hace ahora dos años) se comentó que por parte de Mamen la intención de su equipo de que las verbenas de las distintas barriadas tuvieran una temática común cada año en referencia al las señas de identidad de la ciudad nuestra.

Y uno se esperanzó en ver resurgir a las verbenas de las barriadas de nuevo intuyendo un apoyo municipal, pero pasan los años y no vemos nada ni monetario ni en especie. Creo que no hay voluntad política de dinamizar en verano la convivencia vecinal. Algo muy provechoso a mi entender pues se crece con los demás. Será por falta de recursos económicos desde la Delegación de Participación Ciudadana y el tieseo que sufrimos para sostenernos tan solo con las cuotas de los socios las asociaciones vecinales donde las arcas están medio vacías. Pero hay propuestas validas pues podría apoyarse desde Cultura Municipal en un calendario con las mismas actuaciones rotativas por barrios que abarataría el coste. Quizás se podría hacer programado una verbena aglutinante por cada distrito y así poner en común el esfuerzo de un puñado de asociaciones de vecinos de ese distrito que estén o formen parte de este recién creado Consejo territorial del Distrito de esa zona. Bueno pues aquí queda lo hablado y debatido desde mi Federación La Plazoleta como sugerencia para el futuro.

La participación, en cuanto que persigue facilitar la comunicación entre gobernantes y los ciudadanos y así dar respuesta a las demandas de estos, no hace sino integrar a la población en el sistema democrático. Y las verbenas de barrio es una forma de participación festiva de convivencia que hay que mantener.

Hemos estado esta semana los miembros de La Plazoleta en actos y actuaciones municipales que han aliviado la problemática o carencias existentes. Vamos avanzando desde una visión global de los problemas sabiendo que hay muchos pendientes. Me gusta especialmente ver como las actuaciones se hacen de forma integral en una calle o una zona y no un simple parcheo. Por ello hay que saber esperar. Por ejemplo hay otras sumamente urgentes como las obras que se hacen para evitar la inundación de las urbanizaciones como la de Estribo en la Avenida Puertas del Sur, el fin es la evacuación de escorrentías de aguas rápidamente .También el comienzo de las obras de ampliación y reforma del centro cívico polivalente de San Telmo que tantos usuarios atienden a diario que se ha quedado chico y anticuado. En el alumbrado nuevo de Princi Jerez…

Y cómo no, hemos estado en la inauguración tras la consecución de las obras del aparcamiento del Centro de Salud de La Milagrosa que deja de ser un barrizal. Ello demuestra que ha sido efectiva presión vecinal, ya que ha dado resultado. Enhorabuena especialmente a Manuel Cazorla, presidente de El Pinar y portavoz de la Coordinadora y a la asesora de Solidaridad Chari López de Punta Norte por esa efectiva presión. Lo que no hay que confundir la defensa de unos intereses con la representación de unos colectivos,creo que ello genera gran desconfianza entre los representantes políticos en el gobierno municipal, y no salimos nunca de la crispación.

Hay que acostumbrar a los gobernantes y a los ciudadanos a pasar de una actitud de confrontación y rechazo mutuo a otra de tolerancia y colaboración. Los políticos muchas veces ponen límites a nuestras reivindicaciones sacando el coste elevado de las cosas a arreglar que pedimos.  Pero observo que en algunos temas hay otras formulas donde los ciudadanos podemos colaborar, pues somos corresponsales también. Por ejemplo el mantenimiento de los locales municipales evitando el vandalismo o mal uso y especialmente en la limpieza de las calles. Hay que poner mas papeleras y una campaña de Jerez mas limpio contigo. Deseando estamos la puesta en marcha del 072 para pequeñas intervenciones en la vía pública.

En suma, hay que agrandar los espacios de participación. No valen quedarse solo con las asambleas ciudadanas donde hemos visto un orden de prioridad en las obras que no nos agradan a muchos. Y por ello somos muchos los representantes vecinales que estamos esperanzados en la puesta en marcha de los consejos Territoriales de Distrito. Hace falta más agilidad en este rodaje participativo. Una pena que no se pueda montar el de la zona Norte por falta de colectivos sociales que se quieran sumar. Hay que apuntalar la participación ciudadana en Jerez con más instrumentos participativos , con mas atenciones al voluntariado vecinal, abrir nuevos cauces , con prudencia si se quiere, pero también con imaginación. La participación consiste en influir, no en decidir y quitarle la decisión al político. La responsabilidad de la decisión es enteramente del político, de los representantes políticos salido de las urnas. Nosotros sólo influimos bajo el consenso y la colaboración.¿Cual es entonces el papel de quienes participan y especialmente de las asociaciones vecinales o ciudadanas?. La nueva ley andaluza de Participación Ciudadana da muchas pistas.

Bueno, felicitar a los organizadores de la Velada flamenco de la Asunción y a tantos artistas que sin cobrar un duro pusieron el granito de arena para una causa solidaria. Para mí la frase de la semana es la de Paco Camas, Delegado de Cultura, que afirmó que el Palacio de Riquelme del siglo XVI (en la plaza de San Mateo) “va a ser el faro que alumbre el casco histórico de Jerez”. Ole tú y yo que lo vea. Como cantaba el Torta: “tengo ganas de que pase el tiempo y que el viento no se lleve mi deseo”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*