El matrimonio homosexual será una realidad en Costa Rica

El centro izquierda gana unas elecciones en las que las uniones entre personas del mismo sexo fueron clave

La reciente victoria del partido oficialista en la segunda vuelta de las elecciones en Costa Rica ha supuesto un espaldarazo histórico en favor de los derechos del colectivo LGBT. El ganador, Carlos Alvarado, del Partido de Acción Ciudadana (PAC), se enfrentaba a un predicador evangélico, Fabricio Alvarado, quien había realizado campaña contra el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, en una sentencia importantísima, había realizado un mandato para que las legislaciones de los países participantes reconocieran a los homosexuales los mismos derechos civiles de los que disfrutan los heterosexuales. El proceso electoral en Costa Rica había pivotado en torno a la asunción de las doctrinas cristianas en el sistema político del país centroamericano. Y la respuesta pública ha sido contundente al apoyar a la PAC de centro izquierda con un 60% de votos.

Las uniones civiles entre personas del mismo sexo no están reconocidas aún por la legislación costarricense a todos los efectos, pero el Gobierno del PAC, en 2015, ya promovió una igualación de estas uniones frente al resto de matrimonios a efectos administrativos, es decir, ante la Administración Pública. Con la victoria, todo queda visto para que, salvo sorpresa, sea una reforma legal la que habilite en todos los ámbitos este derecho.

Costa Rica pasa por ser uno de los países más estables de Latinoamérica, toda vez que su sistema electoral se encuentra asentado desde hace años al estilo de las democracias europeas. Con esta victoria de la izquierda, demuestra además ser aperturista y pasa a ser vanguardia en el reconocimiento de derechos del colectivo LGBTIQ+.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*