Editorial: ‘Un ataque intolerable del gobierno local a la libertad de expresión’

Las actuaciones anunciadas contra los portales web ElMira.es y OKDiario son desproporcionadas.

El gobierno municipal ha indicado este lunes que va a llevar a los tribunales al sindicato CGT, al PP de Jerez y a los portales que se han hecho eco de una nota de CGT, que son, en principio, elmira.es y okdiario.com. La razón: el Ayuntamiento considera las acusaciones de CGT como falsas. El PP anunció que llevaría el asunto a pleno y lamentaba “irregularidades”. Elmira.es se limitaba a publicar la nota poniendo en boca de CGT las acusaciones, y OKDiario.com titulaba directamente que lo que dice CGT es cierto.

Si bien la línea editorial de LaFronteraHOY.com no es en absoluto cercana ni al PP ni a los dos portales web citados, no queda más que denunciar a través de este editorial que las acciones judiciales contra el sindicato, el partido político y elmira y OKDiario no son propios de una sociedad democrática y que el Ayuntamiento pone en riesgo un principio básico y necesario, el de permitir la fiscalización y la crítica. Es posible que Milagros Pérez no cobre 120.000 euros al año, y es más que evidente que la posición de CGT en el Ayuntamiento es absolutamente contraria al actual gobierno municipal. Pero existen mecanismos legales de sobra previos al anuncio de una acción judicial, pues ya sea civil (pretensión de un resarcimiento económico a la parte dañada) o penal (multa sumada a resarcimiento y la gravedad de contar con antecedentes) es desproporcionada y tiene una intención, la de hacer que la parte acusadora o quien se haga eco de las acusaciones se piense dos veces si publicar algo que moleste al Consistorio.

En el mundillo de la prensa, diversas actuaciones de ElMira y de OKDiario han sido más que contrarias al código deontológico. ElMira publicó una noticia falsa recientemente sobre un caso inexistentes de meningitis en un inmigrante acogido en el Pabellón Kiko Narváez, que fue desmentida esa misma noche por LaFronteraHOY tras consultar a las fuentes conocedoras. Sin embargo, eso no proporciona barra libre  contra ElMira ni se le debe dejar de dar la razón cuando la tiene, y en este caso es el Ayuntamiento el que debe anunciar una marcha atrás en el procedimiento que pretende abrir.

Si no es cierto, el gobierno municipal debe actuar contra CGT por los mecanismos que considere más justos, si bien también la acción judicial podría resultar desproporcionada si no se le da tiempo a que rectifique. Eso si no es verdad, algo que el Ayuntmiento aún no ha demostrado con documentos.

Si no es cierto, el gobierno municipal del PSOE debe contestar en Pleno al PP cuando el partido de derechas pregunte.

Si no es cierto, debe pedir formalmente una rectificación a OKDiario porque da por buenas las acusaciones al titular “La alcaldesa de Jerez pone a su jefa de gabinete un sueldo superior al de Pedro Sánchez: 120.000 €”, y debe pedir formalmente a ElMira.es que aclare que un informe no implica directamente lo que titulaba de “Declaran ilegal la acumulación de funciones del equipo de Mamen Sánchez”.

Es posible que el Ayuntamiento tenga razón, pero el precedente de actuar contra los fiscalizadores -representación sindical, rival político y prensa- es muy grave.

Como decíamos, la lejanía de las líneas editoriales y las críticas que sean justas contra noticias faltas de ética o ‘fake news’ en las que en ocasiones han caído ElMira y OKDiario no pueden servir para menoscabar la libertad de información.

La libertad de prensa se limita en el derecho a la rectificación, que está recogido en norma y jurisprudencia, en la falta al honor contra privados o en el ataque a derechos fundamentales y a los mínimos derechos humanos. En este caso, por más que moleste al Ayuntamiento, la libertad de expresión debe amparar a ElMira, que se limita a reproducir una acusación, y a OKDiario en tanto permita el derecho de rectificación o no haga públicos documentos que sustenten lo que titula -repetimos, no se limita a reproducir la acusación de CGT sino que la da directamente por buena, pero también es desproporcionado lo que hace el Consistorio-.

LaFronteraHOY, que es un medio recién nacido en sólo su primera etapa, es un periódico abiertamente progresista, social, comprometido con la verdad, lo que es justo y los derechos más básicos. Como señalamos en nuestra cabecera, queremos ser además un digital contracorriente. Y en este caso, aunque a alguno le pueda sorprender, ir contracorriente implica dar la cara por el derecho a la crítica de dos portales de los que nos encontramos separados tanto -tantísimo- en línea editorial como en práctica diaria de la información como son ElMira y OKDiario.

Si nos mantenemos en silencio, mañana, cuando éste u otro color político gobierne, podemos ser nosotr@s quienes suframos un ataque a nuestra libertad y acabemos por asumir una censura previa que tanto daño hace. Si eso nos ocurre, sabremos que también estuvimos del lado del derecho a informar cuando fueron otros y otras líneas ideológicas las que se vieron amenazadas y censuradas. No vale defender a un rapero, unos artistas del títere o una chirigota para negar ese derecho a la libertad a quienes piensan diferente. Por eso no nos podemos quedar de brazos cruzados y permitir esta censura intolerable.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*