Editorial: Mal Rubalcaba por no atender a los medios en Jerez

La convocatoria del Ágora de Seguridad de la UCA, patrocinada por la firma EULEN de seguridad, animaba a los medios de comunicación a acudir a cubrir el evento. Es tradicional en este tipo de actos que antes de la conferencia, el ponente atienda en lo que se llama dar un ‘canutazo’, con le objetivo de dar oportunidad a los profeisonales de medios audiovisuales a contar con un corte de audio o vídeo de unos segundos e incorporarse a sus informativos.

Sin embargo, el ex vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pasó de largo ante los periodistas que le pidieron unas palabras. “Lo diré todo en la conferencia”. Tiene derecho Rubalcaba, que ya no se encuentra en primera línea política, a elegir qué y cómo se comunica. Sin embargo, los medios tienen derecho también a cubrir informaciones como ésta para que llegue a la ciudadanía, a quien también le interesa lo que va a decir un conferenciante de esta talla. Habría sido tan sencillo como pararse dos minutos.

Es de rigor apuntar que, igualmente que se critican las ruedas de prensa sin preguntas, hay que criticar la limitación a la información que supone el hecho de que un alto dirigente socialista que acude a Jerez a un acto por primera vez en años no responda a preguntas o resuma su aportación en un ciclo de conferencias. Es una cuestión de respeto hacia la labor de los medios y la defensa del derecho de la ciudadanía a saber qué ocurre o qué opina un personaje público.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*