Diez mentiras y dos verdades sobre la llegada de inmigrantes a Jerez

A lo largo del fin de semana se han vertido opiniones e incluso publicado noticias que son falsas o inducen a entender cosas que no son ciertas.

1ª mentira: “Vienen 400 inmigrantes”

FALSO. Cruz Roja Española informó que el Pabellón Kiko Narváez, en La Granja, podría llegar a albergar a 400 personas. En realidad son unas 65 personas las que se han derivado de Cádiz, El Puerto o Algeciras. Si se amplía el número de personas llegadas al Estrecho, podría aumentar. Pero posiblemente descienda.

2ª mentira: “El Ayuntamiento les va a pagar la estancia”

FALSO. El Ayuntamiento no ha desembolsado ni un solo euro. Nada. Lo que ha hecho es ceder una instalación municipal, un polideportivo. Unas instalaciones que gestionará Cruz Roja lo que dure la emergencia humanitaria. Además, el polideportivo tenía previsto abrir este fin de semana para algunas actividades escolares y deportivas, que se han suspendido. Por el hecho de que en cualquier caso iban a estar en funcionamiento, los costes de apertura (luz, agua) ya se iban a afrontar.

3ª mentira: “Les van a dar un trabajo por ser inmigrantes”

FALSO. El estatus de una persona en situación irregular es precisamente el contrario, pues de un día para otro no podrán trabajar legalmente. Se encuentran en un limbo legal. No se les reconoce el derecho a estar aquí, pero el procedimiento de expulsión es complejo, pues requiere un acuerdo con el país de origen. Igualmente, el derecho español y los convenios internacionales impiden la expulsión sin proceso. Lo de que se ofrezca trabajo o una paga a quien viene por el Estrecho es una leyenda urbana.

4ª mentira: “Viven como reyes, el Ayuntamiento les pone hasta WiFi”

FALSO. En el polideportivo dormirán en colchonetas, comerán bocadillos que provee Cruz Roja, muchos de ellos donados por empresas como Carrefour. Se podrán duchar y descansar. El acceso a internet lo da Cruz Roja como medida que afronta la ONG, y es una forma de que estas personas puedan contactar con personas en el entorno que sean de su confianza, como amigos o familiares. Será el primer paso para sobrevivir en un país del que no conocen idioma y en el que no pueden desarrollar actividades laborales.

5ª mentira: “Son los del barco Aquarius”

FALSO. Como explicábamos, son personas que han cruzado el Estrecho de Gibraltar en barcas de juguete o pateras. Los inmigrantes del Aquarius llegan al Puerto de Valencia. Se dice que Jerez se hace cargo de 400 y que si en el Aquarius van más de 600, es que Jerez va a ser “más solidaria que nadie”. En absoluto.

6ª mentira: “Se les va a mantener mucho tiempo y no sabremos qué hacer con ellos”

FALSO. Estas personas se quedarán entre 24 ó 48 horas en el polideportivo. Cruz Roja afrontará los gastos de desplazamiento para que vayan a aquellos lugares en los que se encuentren amigos y fmailiares. La población inmigrante de países africanos en Jerez es bastante pequeña con respecto a grandes ciudades, por lo que es más que probable que para ninguno la ciudad sea más que un lugar de paso.

7º mentira: “Son peligrosos porque son musulmanes”

FALSO. Y profundamente xenófobo. Para empezar, el radicalismo violento representa una minoría dentro del Islam. De hecho, muchas personas huyen de territorios en guerra por culpa de la presencia de grupos como Boko Haram. Mali y Nigeria son dos países donde más lo han sufrido. Confundir Islam con terrorismo es tan impreciso como relacionar cristianismo con Ku Klux Klan, un grupo terrorista supremacista americano que basaba sus tesis en lecturas de la Biblia enfermizas. Igual que quien practica el terrorismo que conocemos en este siglo XXI. Además, por si esto fuera poco, los países de procedencia de estas personas son, a menudo, cristianos. Hablamos de casi la mitad de población de Costa de Marfil, por ejemplo. Si hubiese interés de grupos terroristas en llevar a cabo atentados, no ‘arriesgarían’ a perpetradores a cruzar a través del Estrecho, sino que cuentan con capacidad económica suficiente para conseguir introducirlos por otros medios. Cosa, por cierto, que nunca ha ocurrido, porque España sólo ha sufrido dos atentados de corte islamista en su historia, y la inmigración nunca ha jugado un papel. Ni aquí ni en ningún lugar de Europa.

8ª mentira: “A los españoles no se les ayuda”

FALSO. Prácticamente todo el dinero en servicios sociales se destina a españoles. Cruz Roja cuenta con coberturas para personas en desempleo -les ayuda, por ejemplo, a encontrar nuevas oportunidades laborales-, trabaja por personas mayores solitarias, por menores en riesgo de exclusión social… Sólo hay que recordar que cada ‘Día de la banderita’ explica a qué va destinado el dinero. Hay ONGs especializadas en el colectivo inmigrante, y otras ONGs también dedican una parte de su labor a los inmigrantes, sí. Pero, como ellos mismos dicen, ¿qué pasaría si no se ayudara a estas personas? Tendrían mucho más difícil sobrevivir, y es cuando están en la calle sin recursos cuando es más posible que cometan algún acto ilegal. Pero no por ser inmigrantes, sino por ser pobres de solemnidad. La integración es una labor social, pero no sólo para los inmigrantes sino para todos. Por una cuestión de humanidad y de que es lo mejor para todos y todas. Hay situaciones muy graves de ciudadanos españoles, situaciones injustas, para los cuales hay canales de cobertura (asistencia social, ONGs) que seguro que necesitan más medios, pero por lo expuesto igualmente es necesario actuar en favor de las personas de otro país. Y es exactamente por eso por lo que se les da una cobertura sanitaria: desentenderse de la población inmigrante sólo provocaría que vuelvan enfermedades que hoy en día se consideran erradicadas.

9ª mentira: “Las ONG trafican con los inmigrantes porque así ganan dinero”

FALSO. Cruz Roja se encarga del protocolo de acogida para situaciones así, pero es independiente del Estado. Cruz Roja también se hace cargo de otras actividades, como la cobertura de eventos (véase, por ejemplo, Feria), asistencia en eventos deportivos, etcétera. Tiene sus propios profesionales y en Jerez tuvo hasta un hospital en la avenida a la que hoy da nombre, junto a la plaza del Caballo. Pero Cruz Roja no es un negocio, es una ONG, donde gran parte de las personas involucradas -gran parte, repetimos-, son voluntarios. Están a la espera de acudir a cubrir necesidades cada vez que se les llama. Ciudadanos y ciudadanas de Jerez y alrededores que llevan todo el fin de semana sin parar, el primer fin de semana de calor, que de no haber ocurrido esta emergencia humanitaria habrían ido, por ejemplo, a la playa. Personas que merecen el respeto y el agradecimiento de la sociedad, no la crítica mentirosa. Otra cosa es que el Estado delegue una función, la recepción de las personas que lleguen a sus costas, en Cruz Roja. La labor no se hace a espaldas del Estado, no trafican con inmigrantes, actúan de forma protocolaria.

10ª mentira: “Esto es el efecto llamada por el barco Aquarius”

FALSO. Estas personas llevan meses esperando a cruzar el Estrecho. No es sencillo responder por qué han cruzado estos días. Puede influir que hayan llegado temperaturas que pueden hacer algo más llevadero cruzar, pero igualmente se cruza casi todo el año. La cuestión no es transparente. Influye que haya cambiado el Gobierno de España. Marruecos es el país que permite o no que se cruce. Si se impide en el país vecino que crucen, los inmigrantes apenas llegan con cuentagotas. Se especula con que Marruecos quiere presionar a Pedro Sánchez y a la Unión Europea para alcanzar nuevos acuerdos económicos. Es una muestra de poder del gobierno marroquí, en continua tensión. ¿Qué puede haber detrás? Hay cosas que Marruecos puede exigir, como que se le comience a pagar mejor por permitir que los marineros europeos pesquen en sus aguas, puede exigir que a nadie se le ocurra poner en duda su presencia en Sáhara o puede exigir dinero a cambio de evitar que más inmigrantes crucen. Es política internacional donde los inmigrantes procedentes de países en la miseria son carne de cañón. Son los desposeídos, los pobres de solemnidad, jóvenes que buscan dejar atrás el hambre o mejorar la vida de sus familiares enviándoles dinero que ganen aquí.

Dos verdades.

¿Qué harías tú por tu familia, por un futuro más digno?

¿Cuántas veces has oído o incluso dicho que robarías para que comieran tus hijos? Pues esta gente no roba, se juega la vida. Hacen lo que está en sus manos por salir de situaciones de vida terribles.

La solución no está en hacer las cosas como se han estado haciendo.

Cierto, pero no porque no debamos ayudar, sino porque vivimos en un mundo desigual, donde nacer en un lugar o en otro, sólo 150 kilómetros al Sur, lo cambia todo. Hay que buscar una solución, que pasa, por ejemplo, por dejar de utilizar la pobreza para esclavizar a sus trabajadores -África, por ejemplo, es la región con mayor explotación infantil-. Los modelos de consumo occidentales perpetúan la pobreza de estos países. Hay soluciones diversas, pero la primera pasa por que las potencias occidentales dejen de poner palos en la rueda al crecimiento. El FMI, por ejemplo, no ha sido ningún aliado para las economías africanas. Se invierte en esos países en condiciones de desigualdad, cuando no de corrupción. Es tan sencillo como que, si mucho del pescado que comemos viene de África, luego eso no se traduce en beneficio económico para el país sino para una élite corrupta. La pobreza perpetua no se explica sin los actores occidentales, que poco o nada hacen para acabar con ella.

9 Comments

  1. A los españoles no se nos ayudan mire el vídeo donde la señora alcaldesa mamen Sánchez hecha del pleno a una señora que pide ayuda.

  2. A los españoles no se les ayuda. A partir de ahí comienzan las mentiras… Las ONG españolas ayudan más a los inmigrantes (un 85% aproximadamente) que a los españoles (un 15% aproximadamente).

    • Será que un 85 por ciento de los inmigrantes necesitan ayuda y, gracias a Dios ( o por desgracia, porque sigue siendo un porcentaje bastante alto) un 15 de los españoles. ¿Es eso? ¿O el porcentaje te lo has sacado de la manga?

  3. A los españoles no se nos ayudan y para cualquier ayuda tenemos que entregar muchos papeles,cuántos ciudadanos de Jerez y españoles hay en la calle y eso lo sabe muy bien la cruz roja que los ven a diario.

  4. Para más yo mismo he ido a pedir ayuda a la cruz roja y nos han dicho que al no tener hijo en común con mi mujer no tenemos derecho a que nos ayuden.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*