Críticas de CNT al tratamiento recibido por los inmigrantes en Jerez

Cruz Roja niega que exista falta de comida ni de traductores en el polideportivo de La Granja.

CNT Jerez ha lanzado un comunicado criticando la actuación de Cruz Roja respecto a las personas inmigrantes acogidas en el polideportivo Kiko Narváez. Según señala, el pasado 18 de julio “fueron trasladadas unas 60 personas inmigrantes (aproximadamente) en autobús desde Jerez a otros puntos de la península sin garantías ni acompañamiento, y abandonados a su suerte en cada una de las estaciones. La Cruz Roja Española envió dos autocares con destino hacia Bilbao y Madrid, con inmigrantes africanos (sólo hombres) que habían estado alojados provisionalmente en el polideportivo de La Granja unos días. Estas personas iban sin acompañamiento alguno de la Cruz Roja ni servicio de traducción, solamente con los chóferes de la empresa de autocares. Algunos de ellos, que tenían otros destinos solicitados (Tarragona, Valencia, Barcelona, etc.), se vieron obligados a elegir entre Madrid y Bilbao, dificultando que lleguen directamente con sus familiares.
Después de varias horas de viaje, y llegados a Madrid, se produjo una protesta generalizada en uno de los autobuses, y los inmigrantes se negaron a bajar, puesto que nadie les esperaba, con el consiguiente aprieto de los chóferes, que no podían dar explicaciones ni comunicarse con los/las extranjeros/as. Su único recurso fue llamar a una vecina de Jerez, francófona, que ofreció su teléfono móvil antes de partir los autocares, por si hacía falta servicio de traducción”.

Muchos de los inmigrantes “ni siquiera llevaban identificación (más de la mitad), puesto que la Cruz Roja no se las dio. No tienen teléfonos (o no están operativos) ni dinero. La mayoría no tiene familia en España. También se da la circunstancia de que para el largo viaje a los/las inmigrantes se les dio solamente una botella de agua mineral y un sándwich. Vecinos/as de La Granja aportaron de su propio bolsillo zumos y fruta para el trayecto, que pudieron entregar con muchas pegas, antes de la salida de los autobuses. Por último, estamos constatando que desde hace varios días, la Cruz Roja no dispone de servicios de Traducción en el Polideportivo, ni de información legal y jurídica para los extranjeros llegados. También los inmigrantes nos cuentan que la comida que les dan es escasa, y que les hacen firmar los papeles (procedimiento de devolución, o destinos) sin traducción, sin que ellos sepan qué pone”.

Respecto a esto, Cruz Roja ha señalado que “hay puntos de la nota que nos sorprenden, como cuando dicen que hacemos firmar papeles de procedimientos de devolución o que no entregamos identificación. Son cosas que no nos corresponden. Además, sí que hay trabajadores y voluntarios que hablan francés en el polideportivo. Se les pregunta a qué destino quieren ir. Es cierto que a veces deciden cambiar el destino que de primeras pidieron. Además, se comunica siempre a dónde van en caso de que no tengan red de contacto, para que tengan asistencia”. Asimismo, la institución indica que “tenemos un servicio en el polideportivo de cuatro comidas con primer plato, segundo y postre. Se les facilita también un kit de alimento para el viaje, un bocadillo y litro y medio de agua”. Respecto al incidente señalado por CNT, “desde la empresa de viaje no se nos ha comunicado ningún incidente. No sabemos a qué se refiere CNT”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*