Categoría

Dévika Pérez – El club de los juristas muertos

‘No sin mis hijos’

"Lo que no cabe duda es que esa es la norma, es posible que no sea la más adecuada, es posible que deba ser modificada, pero hasta día de hoy es la que tenemos y su incumplimiento tiene consecuencias penales"

‘Bienvenidos al Sur’

"¿Alguien se imagina que tras un terremoto en el que se cedieran las instalaciones de Elcano para dar acogida a los que no tienen dónde dormir se sancionara al que ha dado acogida por no tener autorización? Pues eso ha pasado en Cádiz con personas que llegaron por el Estrecho"

‘El gran golpe’

“Los españoles no podemos decir que nuestro país sea aburrido. Somos una auténtica caja de sorpresas”.

‘Te doy mis ojos’

Comenzamos una de las semanas más importantes para la ciudad de Jerez. La feria, una festividad de “compadreo” y buen ambiente. Imaginad que una noche de esas, entre copa de fino y copa de fino, baile y baile, hacéis nuevos amigos. Pasas una buena noche, cantas, ríes, y de madrugada te dicen que porque no vas con ellos a otro lado a terminar la fiesta. “Me lo estoy pasando muy bien” podías pensar, entonces vas con ellos. Te pasan la mano por encima del hombro, como si fuéseis colegas de toda la vida. Te sientes cómodo, “estos tíos son de…

“Todo sobre mi máster”

Estas semanas los comunnity manager de los partidos políticos están haciendo horas extras. No paran de adelgazar los currículums artificialmente inflados

‘El club de los juristas muertos’ – Dévika Pérez: “Puigdemont y los malditos alemanes”

Aunque la mayoría piensa que vive en la canción de Nino Bravo, Puigdemont no ha quedado libre como el mar. El ex Presidente de la Generalitat todavía tiene pendientes en tierras alemanas las cuestiones relativas a la malversación. El asunto radica en que los tres jueces de Schleswig- Holstein han considerado que los hechos de los que se le hace responsable no corresponden al delito de alta traición alemán, que sería el equivalente a la rebelión en España. Posiblemente, después del boicot a las coles de Bruselas, muchos españoles empiecen a hacérselo a las salchichas o los pretzels. Como Puidgemont…