‘Bienvenidos al Sur’

Por Dévika Pérez

Pocas esperanzas de solidaridad nos quedaban después de ver cómo nuestro Estado había reaccionado ante la crisis de los refugiados y su palabra con la Unión Europea. Pero ya lo decía Pérez Galdós: “La esperanza parece que se agarra más, cuando más chica es”. Y como agua en un desierto ha sido la reciente condena por parte del Tribunal Supremo al Gobierno español por no cumplir el cupo asignado por la Unión Europea de los 19.500 refugiados.

Pero antes de este histórico momento ya había actores que se encargaban de que esta situación que se vive de forma permanente en nuestro país, aunque algunos no quieran verlo. La provincia de Cádiz está dando ejemplo en sus distintas ciudades. Tarifa, Barbate, Jerez, Cádiz, entre otras. Hay que decir que no lo han puesto sencillo, hasta el punto de llegar a denunciar.

Sí, señores, al Ayuntamiento de Cádiz le han denunciado la Autoridad Portuaria por un acto solidario, por usar las instalaciones del centro deportivo Elcano para acoger a 55 personas. ¿Es la misma situación vivida en Jerez? Sí, ya que la organización que se está haciendo cargo de las acogidas es Cruz Roja, entidad a la que se le ha cedido ambas instalaciones. La diferencia es que el polideportivo Kiko Narváez pertenece al Ayuntamiento de Jerez mientras que el Ayuntamiento de Cádiz solo dispone del uso de las instalaciones.

La cuestión esencial es si esa falta de propiedad justifica la multa al Ayuntamiento. La sanción ha sido por la infracción del artículo 306.2 de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante por su trascendencia o por la importancia de los daños ocasionados al no haber pedido autorización previa. Lo cierto es, que no sé que trascendencia o daños ha podido causar ceder de manera temporal las instalaciones a Cruz Roja para 55 personas. Posiblemente molesta que estas personas tengan unas condiciones más dignas de acogida que un pabellón sin camas, sin habitaciones, sin intimidad y sin dignidad.

La multa sólo se entiende por el desprecio hacia las personas que llegan en patera. ¿Alguien se imagina que tras un terremoto en el que se cedieran las instalaciones para dar acogida a los que no tienen dónde dormir se sancionara al que ha dado acogida por no tener autorización?

Además debe irse al fondo de la cuestión, Elcano es un centro deportivo, no una instalación portuaria. Se encuentra en terreno portuario pero es un lugar reservado a deportistas que se encontraba totalmente vacío. Su cesión no afectaba en absoluto al funcionamiento normal de ningún puerto de la bahía de Cádiz.

Aunque el Ayuntamiento debía haber pedido la autorización, la multa de 1.200 euros no es más que algo simbólico para desprestigiar su buena acción. Acción necesaria para lidiar con la situación de nuestra frontera Sur que al parecer han olvidado todos esos ayuntamientos de distintas partes del territorio español que se ofrecieron a acoger a los integrantes del mediático Aquarius. Más de 16.000 personas han llegado a nuestras costas en lo que va de año y aún estamos esperando por parte de las instituciones la misma implicación, los mismos golpes de pecho de “ciudad refugio” que sonaron esos días.

Porque esta frontera Sur vive a la sombra. Porque llevamos años escuchando que las llegadas de pateras es algo puntual, extraordinario y temporal. Si no fuera por la sociedad civil que se involucra, debido a que los ayuntamientos no disponen de recursos más allá de ceder alguna instalación, ningún acto humanitario hubiese sido posible para Cruz Roja.

Es hora de asumir la realidad, es hora de preocuparse más por lo que ocurre en nuestra propia casa que rezar con rosario en mano por aquellos niños que seguís su rescate en televisión. Es hora de implicarse y que el problema de la frontera sur deje de ser exclusivamente del sur.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*