Autor

Margarita Muñoz Brizuela

Margarita Muñoz Brizuela has 4 articles published.

‘Jerez, Cádiz, China’

Por Margarita Muñoz Mi padre, igual que mi madre y que gran parte de la familia de cada uno de ellos, nació en Cádiz. Nació y vivió en Cádiz durante bastante tiempo. Trabajó en Cádiz, y me tuvo en Cádiz. Cuando nací, me crió en Cádiz, junto a mi madre, durante mis primeros años. Y cuando ella consiguió una plaza fija como maestra en Jerez, mi padre se mudó con nosotras. Y se hizo jerezano. Como el que más. Mi madre quiere volver a vivir en Cádiz. Siempre lo ha tenido en mente, pero ahora que le queda poco para jubilarse,…

Flamenco universal

Por Margarita Muñoz El pasado sábado, en la Sala Apolo de Barcelona, Rosalía, catalana del Bajo Llobregat que, matizando y revisando el flamenco con todo un abanico de referencias musicales, enfrenta, a sus escasos 25 años, la muerte con alegría, pues esta Rosalía, en un momento de la noche, se atrevió, por decirlo de alguna manera, porque lo coge todo con una naturalidad que parece de mentira, con unos tanguillos de Cádiz, antiguos como los duros, y cerró el concierto, aunque creo que no las tenía preparadas, con unas bulerías que, en su presencia potente, en su voz impecable que…

‘Errantes’: “La noche en Jerez”

Por Margarita Muñoz Es de sobra conocido, prácticamente de dominio público, y así me quiere quien me quiere, que la noche no me gusta. A las nueve tengo sueño, las calles oscuras y frías me angustian, y recorrer bares o permanecer en algún local me aburre y me genera sensación obsesiva de pérdida de tiempo. Pero me gustaría matizar esta afirmación para no dejarla ser tan categórica: odio la noche adulta, que me resulta sórdida y forzada.

‘Errantes’ – Margarita Muñoz: “Barcelona-Jerez”

¡Nostalgia aguda, infinita, terrible, de lo que tengo! ‘Sur’, Juan Ramón Jiménez.   Desde el exilio barcelonés, desde el calor maloliente del metro, desde la silla de una oficina bañada por la luz de los fluorescentes o desde las zonas feas abarrotadas de turistas de esta no siempre horrible ciudad, creo, supongo que en un ansia inconsciente por salirme de todo ello, que Jerez, siempre lejana y, cuando cercana, fugaz, huele, todos los días del año, a azahar, a tomillo, a vino, a incienso y a chimenea, a todo junto en una especie de estación total juanramoniana.   Siempre que…