Entrevista a Mamen Sánchez: “Tenemos mejores servicios municipales que cuando llegamos en 2015”

La alcaldesa se moja en su primera entrevista para LaFronteraHOY sobre asuntos como las inundaciones de la ciudad, la gestión de Aqualia, o el ERE municipal.

Mamen Sánchez (Jerez, 1968) llegó al Ayuntamiento tras cuatro legislaturas como diputada del PSOE por Cádiz. Entre comisiones parlamentarias, destaca su presencia en la de Defensa, donde realizó aportaciones para mejorar el rol de las mujeres en los Ejércitos. Diplomada en Turismo, estudió su carrera en Jerez. Su titulación fue puesta en duda porque se pudo interpretar en el currículum del Congreso que ostentaba dos carreras, si bien en entrevistas siempre se ciñó en que lo que había estudiado era Turismo. Aunque primero iba para periodista, lo que pasa es que cuenta que no pudo marcharse a estudiar a Madrid. De haberlo hecho, se habría decantado por cuestiones internacionales y periodismo social, explica.

Trabajadora del Ayuntamiento en excedencia desde hace muchos años, comenzó en el activismo y pasó por algunos establecimientos hoteleros antes de conseguir su plaza en la plantilla municipal. Desde 2015 es alcaldesa de Jerez, tras un pacto de investidura que le permitió superar en concejales al PP, partido que quedó en primera posición en los últimos comicios. Tres años después, lleva las riendas de un Consistorio intervenido por Hacienda y sus críticos la acusan de que Jerez no haya experimentado cambios de calado, y que los pocos que se han producido llegan a cuenta de fondos europeos (remodelación de plaza Belén, nuevos autobuses…). También ha sorteado polémicas con las formaciones que la auparon. Ganemos llegó a pedir su dimisión tras la fallida reincorporación de los trabajadores del ERE, a los que prometió su vuelta al Ayuntamiento durante la campaña. Por su parte, el PSOE señala que está trabajando sobre el Ayuntamiento que heredó del PP, con algunas decisiones polémicas como aquel ERE, la venta de Aguas de Jerez o los recortes en la limpieza.

-¿Cuándo vio que no podría reincorporar a la plantilla a los trabajadores del ERE?
-Cuando empiezo a ver informes jurídicos que dicen que era complicado. La decisión de la no reincorporación se hizo en el primer juicio de la primera instancia, y por tanto fue el Ayuntamiento [de García-Pelayo] el que dio esa opción, que luego miramos cuando pedimos mucha documentación. Y hubo una opción y era que no se podía reincorporar, y la sentencia ya nos venía con eso dado. De hecho, un trabajador que pudo demostrar que a la letrada se le pasó la opción, pues se reincorporó. El resto era muy difícil. Había muchos despidos nulos, que podrían traer un problema económico muy grande, entre 18 y 20 millones de coste para las arcas en salarios de tramitación. Fuimos a todos los sitios para dar una solución a ese ERE arbitrario e injusto, pero no ha habido una solución legal que nos cubriera las espaldas, y sobre todo por la decisión de hacerlo todo conforme a como se debe hacer. Había inseguridad jurídica, tanto para los ex trabajadores como para la decisión del pleno.
-¿Siente que defraudó a los trabajadores?
-Siento que no pudiera cumplir el objetivo que teníamos. Creo que este Ayuntamiento echa en falta ese número de trabajadores. Se han dejado muchas áreas muy mermadas, de política social por ejemplo. Muchos que he podido conocer hacían una labor muy importante. Hoy damos un servicio público con menos gente de la que se necesita.

-¿Hace todo lo posible el Ayuntamiento para que Aquajerez preste el mejor servicio? ¿Cómo se cataloga el millón de euros que por contrato debe invertir la empresa?
-Sí que lo hacemos, claro, y no sólo eso, sino que recordemos que antes no se le exigía a Aquajerez que siguieran esas inversiones, y por tanto cuando llegamos exigimos que hiciera tanto lo que no hizo en los gobiernos del PP como cada año de nuestro gobierno. Han salido dos fases de abastecimiento en La Plata, en Marqués de Cádiz, inversiones en San Isidro del Guadalete… Ahora hemos pedido nuevos proyectos para la zona de Los Estribos, se ha hecho algo que consideramos importante y propio de ciudad inteligente, saber qué pasa en Jerez, en el subsuelo, cuando vienen esas lluvias torrenciales. Porque sabemos cómo es el comportamiento en el exterior pero no en el interior. Se han puesto dispositivos de última tecnología para estudiarlo. Estamos exigiendo a Aquajerez lo que hay en el pliego.
-Respecto a las inundaciones, ¿sobre quién recae la responsabilidad? ¿Ayuntamiento? ¿Aqualia?
-A ver, esto es un problema que tiene de Jerez, que se sabe que viene el cauce y cuando hay lluvias torrenciales va al cauce por el diseño de siempre, y esa es la zona que se coge de La Plata, centro, Porvera, Medina, hasta acabar en Zafer. También es verdad que en otros momentos ha habido inundaciones en la zona rural y ha habido una gran inversión de la Junta, este año se ha podido evitar lo que había pasado en otros momentos. No hay un culpable de esto, lo que sí es verdad es que hay que intentar poner las soluciones, para que esto no vaya pasando.  Esa inversión que habría que hacer en Jerez habría que sacarla de distintas administraciones, eso no se arregla con un millón de euros que tiene que invertir Aquajerez. Puede costar 60 ó 70 millones lo que hay que hacer. Por eso estamos viendo si a través de ese dispositivo se pueden buscar fórmulas como las que se pueden hacer en Zafer o en otros sitios que aligeren eso. A veces es difícil evitar que con una lluvia tan fuerte que traguen los colectores, que tiene una dimensión… Zafer probablemente sea un problema de las obras posteriores que se han hecho, de barriadas, de carreteras, que están por encima de esa zona, y todo ese agua viene a caer y no tiene salida. Por tanto a veces las cosas se han hecho sin pensar en las consecuencias que puede traer.

Foto: CRISTÓBAL ORTEGA

-¿En qué momento se encuentra la negociación con Ayuda a domicilio? Hubo un momento en el que parecía que volverían a la calle.
-Yo no he llegado a sentir eso en esta legislatura. En primer lugar lo que se ha hecho es que las trabajadoras estén en una empresa municipal. Estamos trabajando un convenio en común para mejorar sus condiciones. Existe acuerdo, diálogo. Es un servicio que está muy mal pagado, que antes estaban haciendo cosas que no le pertenecían. Fue lo primero que le dijimos, que cumpliera bien su función y que el Ayuntamiento las iba a respetar. Están para el cuidado, la atención de dependientes o mayores, no para hacer limpiezas de cocina, ni servir mesas. Están para el dependiente, no para la familia. Y estamos trabajando un convenio con una mejora, la evolución es la de ir mejorando, teniendo en cuenta el equilibrio, porque es un servicio que hemos podido integrar porque hemos cumplido una serie de requisitos que nos exigía Hacienda.
-¿Le preocupa ese abstentismo del que habló a principios de año, cuando dijo que suponían 900.000 euros?
-Fue una cuestión entre bajas, vacaciones, permisos… Que hubo un mes que faltaba personal. Si te falta un personal en otro servicio lo cubre otro compañero. Pero éste servicio requiere a la persona. Por eso, en el documento de ese mes, bajas y vacaciones, pues tuvimos que incrementar el personal. Al final esas cuentas se desequilibran, y ya tenemos un problema. Porque hemos apostado mucho por que este servicio esté en una empresa municipal, y porque pudimos demostrar a Hacienda que no era más costoso sino menos.
-¿Responsabilizaba de los sobrecostes a la plantilla?
-No. De las políticas nos tenemos que responsabilizar todos. Hay que entender que el capítulo de personal tiene un dinero al año, y lo controlamos porque no se puede desviar. Tenemos que cumplir ante el Ministerio, y se aprueba porque nos dice que rebajemos el gasto. Este 2018 hemos bajado un poquito. No al cinco por ciento como pidieron, porque tenemos menos trabajadores, tenemos que pagar horas extra, pero es verdad que no nos podemos pasar de las cantidades del presupuesto. Hay cosas que vienen sobrevenidas que no controlas, como una mayor contratación debido a que se han dado circunstancias.
-¿Externalizar a cuenta del ERE ha salido más caro?
-Lo que se ha comprobado es que no ha sido un gran ahorro, pero no por nuestras cuentas sino de las cuentas del gobierno del PP. Acordaros de esas cantidades de productividad que se daban. Lo que venían era a sustituir con horas extras y productividad. El ERE ha sido una gran metedura de pata, no es un ahorro mucho más importante para el Ayuntamiento, porque se hace el trabajo con otro personal o externalizas algún servicio.

-¿Qué clima hay ahora en la plantilla respecto a 2015?
-Se está haciendo un importante trabajo en recursos humanos. Acabamos de darle una oportunidad que hacía mucho que no se daba a la plantilla, de que los funcionarios puedan coger su plaza a través de un concurso de méritos. Hay 20 funcionarios que ya la han cogido. Es fuerte que después de tantos años muchos no tuvieran su plaza. Ese proceso lo repetiremos el año que viene y además nos hemos embarcado en la funcionarización. No es normal que el personal funcionario sea tan poco en este Ayuntamiento.
-Ese proceso de funcionarización también ha supuesto un quebradero de cabeza para su gobierno.
-Hay una Ley que te dice que las Administraciones sólo pueden tener un ocho por ciento que no sea funcionario. En Jerez sobrepasamos el 75 por ciento. Esa Ley está ahí para cumplirla. Darle la oportunidad a ese personal laboral a ser funcionario es una oportunidad. A muchos que trabajan en la calle que le digan en empresas que llevas 20, 30, 40 años que ahora tienes la posibilidad de ser funcionario, que nadie te va a hacer un ERE. Tenemos un problema, que la mayoría de trámites, expedientes, tienen que venir firmados por funcionarios, y si no, no son válidos. Lo necesitamos. En las administraciones tienes que entrar por mérito, capacidad, en igualdad… Hay dos procesos, uno de oposiciones libres, que salen las plazas que se jubilan el año anterior, y luego darle la oportunidad a aquel que lleva muchos años sin coger su plaza.
-De ese proceso se ha dicho que es un ERE encubierto, que los laborales pueden perder su trabajo.
-No, una cosa es tu plaza de funcionario, y otra cuando estás dentro que salen los puestos. Entonces concursas. Tú eres funcionario y dentro concursas.
-Entonces, se hará con pruebas.
-Claro, tienen unos exámenes.
-¿No hay riesgo de que pierdan su plaza?
-Entiende más Laura [Álvarez, delegada de Recursos Humanos] de eso, ella está preparando el requisito. Además, un ocho por ciento se puede quedar como personal laboral.
-¿Llegaremos a 2019 con el objetivo del 8% cumplido?
-Creo que ya habrá más funcionarios, que será los que concursen para conseguir las plazas.
-¿Pero llegaremos a la cifra?
-Tenemos un plazo, claro. Si no cambian la Ley, es que tiene que cumplirse.

Foto: CRISTÓBAL ORTEGA

-Según un estudio publicado en 2017, los jerezanos son los que peor valoran sus servicios públicos. Dos son los grandes criticados: transporte público y limpieza.
-Tenemos nuevos autobuses, que están ya matriculados, hecha su revisión, y ahora se ponen en práctica los trabajadores para que estén en la calle. Vamos a encargar uno más porque ha sobrado dinero de los Edusi, un autobús pequeñito. Respecto al renting, hay que decir que el Ayuntamiento no puede comprar por Ley. El renting es un alquiler. Es más difícil porque salía un número de vehículos que no todas las empresas los tienen. Serían nueve más. Más los nueve que ya tenemos más uno más del dinero que sobró, son 20 autobuses. Vamos a quitar los autobuses más antiguos, los de tercera o cuarta mano. De los viejos se van a aprovechar todas las piezas para recambio y tener autobuses en condiciones. Estarán antes de mayo, teniendo en cuenta el proceso de renting y la construcción de los autobuses. Respecto a la limpieza, hay un pliego, y la empresa acaba el año que viene. Vamos a sacar el nuevo pliego para que venga una empresa con unas condiciones diferentes. El PP recortó mas de cuatro millones, 100 trabajadores menos. Ya han quitado hasta la limpieza de los contenedores, son muchos recrotes. Nosotros estamos pagando. Nunca tuvo que recortarse ni hacerse el ERE, ni venderse el agua ni recortar en limpieza. Todo eso se nota en la ciudad. Y cuando hay un peor servicio parece que la gente se anima menos a recoger. Hay que renovar la maquinaria, que sea más eficiente. Y al personal dotarlo de carritos con utensilios a mano, y que sea un trabajo distribuido por sectores intentando que cada sector tenga el personal necesario.
-¿Veremos más limpia la ciudad?
-Cuando venga la nueva empresa, no hay más remedio. Este contrato es de hace 25 años, y no se ha introducido nada en ese tiempo. Con el presupuesto del 2018 licitamos un nuevo servicio para el fin de semana, y cuadrillas para distritos.

-Con la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, lo que cambia es el Ministerio de Hacienda, que ya es socialista. ¿Espera mejorar relaciones?
-Siempre hemos intentado mantener una magnífica relación con todas las administraciones, gobierne quien gobierne. Lo que sí sé es cómo piensa el PP de la austeridad, de los recortes que no han valido para este país y lo han perjudicado más. Y sé qué política va a practicar el Gobierno de Pedro Sánchez. Vamos a tener más beneficios los Ayuntamientos. Se habla ya de la regla del gasto, de poder invertir el superávit. Surgen nuevas oportunidades.

-¿Es optimista respecto a las próximas municipales?
-Sí. Hemos pasado de un Jerez en blanco y negro a tenerlo en color. De paredes de acero a paredes de cristal, transparente, mejores servicios, inversiones… Que se necesita más, pero vamos apostando por esa sostenibilidad, por una eficiencia. Igual que invertimos en el centro lo hacemos en las barriadas. La gente identifica bien qué corresponde a cada administración, yo pensaba que no.

-¿Es Jerez racista? Se han leído y escuchado tantas opiniones últimamente…
-No, para nada.
-¿Y lo es algún líder político local?
-Allá él. No conozco tampoco para decirlo, pero Jerez no lo es. Es una ciudad de integración, la comunidad gitana ha sido tan integrada en Jerez mientras en otras ciudades de la provincia no es así, que no, Jerez no es racista. Jerez es muy solidaria. Cualquiera utiliza cualquier elemento para sacar votos, pero no sé si lo piensa o es por sacar réditos. El PP tenía a su electorado muy muerto. Y aprovechan cualquier cosa para despertar a la extrema derecha. Pero Jerez es solidaria, no es racista.

Foto: CRISTÓBAL ORTEGA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*